Economía

David Bartolomé (car2go): “Nuestra llegada a Barcelona es cuestión de tiempo”

La empresa pionera de carsharing en España es optimista con la llegada de su servicio a la Ciudad Condal. De momento, sus tres años en Madrid le han permitido alcanzar los 216.000 usuarios 

David Bartolomé, director de desarrollo de negocio de car2go
David Bartolomé, director de desarrollo de negocio de car2go

Madrid ya empieza a acostumbrarse al negocio del coche compartido. Una aceptación de la que tiene gran parte de culpa car2go. La empresa de carsharing de flota libre de Daimler (Mercedes) es la pionera de un sector que, en España, sólo opera en Madrid. Con tres años operando en la capital, la ambición de la compañía es seguir creciendo.

"Nuestra llegada a Barcelona es cuestión de tiempo”, indica a este medio David Bartolomé, director de desarrollo de negocio de car2go Iberia. "Esta ciudad apuesta por la bicicleta y motocompartida. En nuestro caso, hemos mantenido reuniones con la administración barcelonesa desde 2011 y nos consta que ya existen voces en el Ayuntamiento que reclaman la llegada del carsharing a la ciudad", añade.

La regulación de Barcelona impide que car2go y las otras compañías de coche compartido (emov, ZIty y Wible) operen en la ciudad. Su servicio es conocido como carsharing de flota libre que  consiste en que cuando se acaba el trayecto no hay que ir a ningún garaje a devolver el vehículo. El usuario puede dejar aparcado en cualquier calle que esté incluida en el área de servicio y es gratis estacionarlo en las zonas verdes y azules.

La relación de Barcelona con el carsharing no es una cuestión de sí o no, es una cuestión de cuándo

David Bartolomé (car2go)

Esta última ventaja es lo que la capital catalana aún no ofrece y lo que impide que estas empresas se instalen allí. Tanto en Madrid como en Barcelona se permite estacionar los vehículo eléctrico en las zonas reguladas es gratuito pero, en la Ciudad Condal, es necesario sacar un ticket de aparcamiento y renovarlo cada dos horas, lo que crea un problema operativo para estas empresas. "La relación de Barcelona con el carsharing no es una cuestión de sí o no, es una cuestión de cuándo", explica el director de desarrollo de negocio de car2go Iberia. 

Refuerzo con 'Madrid Central'

El paso a Barcelona llegará. Pero el siguiente movimiento viene de la mano de Madrid Central. Car2go ha aumentado su flota con la entrada en vigor de esta normativa y pasará a tener 850 vehículos en la ciudad, frente a los 500 anteriores. "Madrid Central es una medida adecuada y car2go ofrece una alternativa a los usuarios que quieran acceder al centro con un coche eléctrico", destaca David Bartolomé. 

"Nosotros creemos que hay que hacer gestión de la movilidad. Con el coche particular debe ser 'palo y zanahoria', es decir, 'palo' con las limitaciones y 'zanahoria' con opciones para moverse por ciudad eliminado atascos y contaminación", destaca el portavoz de car2go. "Estamos en el principio de un cambio paradigma en la movilidad que va a durar décadas: sin contaminación, compartiendo, más inteligente y accesible", añade. 

Car2go por Madrid
Car2go por Madrid

La empresa de carsharing de Daimler cuenta ya con 216.000 usuarios que comparten sus vehículos. Madrid es una de las ciudades, junto con Amsterdam y Stuttgart, donde car2go opera sólo con una flota de vehículos eléctricos. Esta compañía Daimler está presente en 25 ciudades en 8 países de todo el mundo, tras sus primeros pasos en Austin (EEUU). 

De momento, su objetivo en España es seguir creciendo en Madrid y Madrid Central es una oportunidad para el sector para seguir aumentando usuarios. El otro punto clave, aunque todavía sin explorar, es el aeropuerto. "Madrid es la única con carsharing que no tiene servicio en el aeropuerto", manifiesta David Bartolomé. "Es una cuestión que está en manos del gestor aeroportuario Aena y que antes o después también esperamos poder ofrecer esta alternativa, como lo hacemos en ciudades como Amsterdam", matiza. 

En búsqueda de la rentabilidad

El sector del carsharing todavía es joven en España y está muy lejos de alcanzar la rentabilidad. Y las grandes empresas que hay detrás lo saben. "car2go ya es rentable en algunas ciudades y lo que vemos es que operativamente es posible. Nuestra intención ahora es estar presentes y estamos seguro que es un negocio de futuro", explica  el director de desarrollo de negocio de car2go Iberia.

"En España no hemos alcanzado la rentabilidad, pero lo que sí estamos seguros lo vamos alcanzar en el futuro. Esto es una revolución en la movilidad social y empresas como Daimler saben que tienen que invertir en el negocio del carsharing y recibirá esta rentabilidad en el futuro", considera Bartolomé. Una ambiciosa hoja de ruta en España que promete novedades a corto plazo. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba