Economía

Crean una plataforma de afectados de DIA ante la posibilidad de concurso de acreedores

LetterOne, holding del multimillonario Mikhail Fridman y primer accionista de la cadena de supermercados, deja en el aire su respaldo a la ampliación de capital anunciada por la compañía española a finales de 2018

Tienda Dia.
Tienda Dia. Javier Martínez.

Demandas Colectivas, especializada en la reclamación de deudas en procesos concursales y reestructuraciones, ha creado la primera plataforma de afectados de DIAde cara a un posible concurso de acreedores de la cadena de supermercados. 

La nueva iniciativa, liderada por José Martínez Carrera, que administra otra plataforma similar para afectados por el concurso de Isolux Corsan, está dirigida a accionistas o proveedores afectados por la situación de DIA. 

La plataforma de afectados de DIA tiene como objetivos la recuperación máxima de dinero pendiente de pago a los proveedores de la cadena que han sufrido retrasos sus pagos y recuperar el valor de las acciones para sus accionistas ante "presuntas irregularidades" en las cuentas de la compañía y "presunta ocultación" de información relevante.

La banca acreedora no refinanciará la deuda de DIA si la empresa no acomete una ampliación de 600 millones en el primer trimestre

La viabilidad de DIA está pendiente del éxito de una ampliación de capital por 600 millones de euros anunciada el pasado 12 de diciembre por la compañía española, una operación necesaria para hacer frente a la crisis que atraviesa y que ha desplomado su valor en Bolsa. Sin embargo, las dudas planteadas sobre la misma por el primer accionista del grupo, el holding LetterOne, arrojan sombras sobre el futuro de DIA.

La ampliación de capital anunciada está asegurada por Morgan Stanley y de su ejecución depende que la banca acreedora de su visto bueno a la refinanciación de 896 millones de euros de deuda de la empresa.

DIA comunicó al mercado el 31 de diciembre que había pactado con las entidades financieras un acuerdo de reestructuración de su deuda por el que dispondrá de acceso a financiación adicional a corto plazo porimporte de hasta 215 millones de euros, y de hasta 681 millones de euros vía instrumentos de financiación del capital circulante.

La nueva plataforma de afectados cuenta también con una página en Facebook

El acuerdo de refinanciación contempla su vencimiento en el caso de que DIA incumpliera "su obligación de promover durante el primer trimestre de 2019 un aumento de capital con derechos de suscripción preferente de los accionistas, lo que le permitiría incrementar sus fondos propios por un importe mínimo de 600 millones de euros (...)".

En paralelo a esas negociaciones con la banca acreedora, la cadena ha previsto la venta de sus negocios Clarel y Cash & Carry.

La nueva plataforma de afectados por DIA ofrece realizar "todas las acciones extrajudiciales y judiciales necesarias para conseguir los objetivos" y también ha lanzado una página en Facebook donde se irán publicando noticias relevantes

Fridman se lo piensa

El primer accionista de DIA, LetterOne, holding del multimillonario Mikhail Fridman, con el 29% del capital, mantiene en el aire su participación en esa ampliación.

La cadena anunció en diciembre deterioros detectados en el valor de su negocio por importe total de 110 millones

Si LetterOne decidiera finalmente no acudir a la operación, que requiere la aprobación al menos del 50% de los accionistas, la alternativa del concurso de acreedores es factible. Otra salida sería que, en lugar de acudir a la ampliación, Fridman lanzara una oferta por el 100% del capital (a partir de una participación del 30%, es obligatorio la presentación de una OPA).

La agencia de calificación Moody's rebajó recientemente su calificación crediticia de DIA por la incertidumbre que existe por la pérdida de cuota de mercado de la empresa y sobre su gobierno corporativo, y advirtió sobre los errores de contabilidad detectados en la cuentas del grupo en 2017.

DIA informó el pasado 28 de diciembre que había detectado la necesidad de deteriorar un importe aproximado de 76 millones de euros atribuible principalmente a su negocio en España, y otro de 34 millones de euros en su filial Clarel.

La compañía cesó a Ricardo Currás como consejero delegado en agosto de 2018 y nombró en su puesto a Antonio Coto, quien el pasado mes de diciembre fue nuevamente relevado y siendo sustituido por Borja de la Cierva

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba