Economía

Correos paraliza su centro logístico en Barajas por diferencias con Sacyr

La constructora logró la adjudicación del 'Proyecto Rampa 7' en el mes de mayo y la empresa pública esperaba el inicio de las obras este mismo verano 

Vehículos de Correos
Vehículos de Correos Europa Press

Correos quiere estrenar en 2021 su nuevo centro logístico en el Plan Barajas, su joya de la corona para impulsar los envíos internacionales. Aunque este deseo está ahora en stand by. La empresa pública de paquetería tiene paralizado el conocido como 'Proyecto Rampa 7' por diferencias con la adjudicataria, la constructora Sacyr.

Según explican fuentes conocedoras del proyecto, la construcción de este centro logístico está parado hasta nueva orden por un desencuentro entre la empresa pública y la constructora. Ni Correos ni Sacyr han querido comentar los motivos de este choque, ya que ambas compañías han preferido no hacer ningún tipo de declaración. 

Correos anunció el 21 de mayo que Sacyr era el vencedor de esta adjudicación, tras presentarse 11 empresas para la construcción del 'Proyecto Rampa 7'. Su acuerdo se formalizó en el mes de julio con la intención de comenzar ese mismo mes con las obras y poder cumplir con los 540 días de plazo de ejecución para estrenar la nave en 2021. Ahora, sin fecha para el arranque de las obras, nadie se atreve a poner plazos para la finalización de la infraestructura.  

La propuesta de Sacyr ganó por ser "la oferta económicamente más ventajosa". La constructora rebajó el presupuesto de la adjudicación hasta los 14,5 millones de euros, frente a los 18,9 millones de euros a los que se elevaba el presupuesto base de la licitación. Este recorte provocó que Correos se decantase por la propuesta de Sacyr tras aplicar los criterios de "fórmulas" y "juicio de valor". 

Su catapulta a Asia

Correos utilizará esta infraestructura como sede de su nueva Oficina de Cambio Importación (OCI). Su localización es estratégica para la compañía al situarse en la zona habilitada para las empresas de reparto en el proyecto inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Con ello, la empresa de mensajería pública puede seguir aumentando su negocio internacional, principalmente, con Asia.

En 2017, la compañía explicó en su memoria anual que había logrado la captación de nuevos clientes y volúmenes de inyección directa, procedentes de países europeos y asiáticos. Estos usuarios, fundamentalmente grandes vendedores y plataformas de comercio electrónico, demandan cada vez más soluciones transfronterizas a la medida de sus negocios.

La propuesta de Sacyr ganó por ser "la oferta económicamente más ventajosa"

Es decir, la compañía pública ya empieza a olvidar su histórico negocio del reparto de cartas y empieza a depender de la gestión de los paquetes. Su nueva localización privilegiada en Barajas busca mejorar su servicios con socios como Amazon o Alibaba y conectar sus oficinas extraterritoriales en Reino Unido y Holanda.

No hay que olvidar que el e-commerce ha permitido que la empresa de mensajería vuelva a superar la barrera de los 1.800 millones de euros de ingresos en 2017, un nivel que no lograba desde 2012, después de que su facturación haya goteado a la baja en los últimos años (en 2008 superaba los 2.200 millones de euros).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba