Energía

Colapso en el Consejo de Estado por el aluvión de dictámenes sobre las retribuciones energéticas

El órgano consultivo está desbordado por la cantidad de solicitudes relacionadas con las circulares normativas de la CNMC sobre energía, muchas de las cuales llegan además con carácter de urgencia

Instalación gasista
Instalación gasista

La vorágine reguladora en torno al sector energético va camino de provocar un colapso en el Consejo de Estado, órgano por el que deben pasar las propuestas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) antes de ser aprobadas por el Gobierno. Hasta la cámara consultiva comienzan a llegar las primeras circulares del regulador, a través del Ministerio de Economía, y la mayoría con carácter de urgencia debido a que el próximo periodo regulatorio para el sector eléctrico comienza el próximo 1 de enero, lo que deja prácticamente sin tiempo para sacar adelante el trabajo.

La situación, que han empezado a denunciar algunos miembros del órgano consultivo, afecta, entre otros, a uno de los asuntos que más polémica ha desatado en el sector energético, como ha sido la propuesta retributiva de las actividades de transporte y distribución de gas, cuyo notable recorte ha puesto en pie de guerra a las empresas afectadas.

Esta propuesta aún no ha sido tratada en el pleno de la CNMC toda vez que su contenido está aún siendo tratado por la llamada comisión de coordinación, en la que también participa el Gobierno, a través del Ministerio de Transición Ecológica. Sin embargo, no sucede lo mismo con las primeras circulares que, una vez aprobadas por el regulador, han emprendido el camino del Consejo de Estado, previo al visto bueno del Consejo de Ministros.

Los dictámenes del órgano consultivo no son vinculantes pero sí es obligatorio su concurso para que el Gobierno pueda aprobar las resoluciones. La última propuesta en ser aprobada por la CNMC ha sido la referida a las retribuciones del transporte y distribución de electricidad, cuyo margen temporal es mínimo debido a la cercanía del inicio del periodo regulatorio.

Sin margen de tiempo

Teniendo en cuenta esta circunstancia, la petición de dictamen llegará al Consejo de Estado con el carácter de urgencia, por lo que el organismo dispone de apenas quince días para pronunciarse sobre este punto, con el agravante de contar con trabajo acumulado procedente de las circulares anteriores. 

En el caso de la circular referida a las retribuciones de las actividades gasistas, algunas fuentes del sector señalan al Consejo de Estado como la última de las bazas del Gobierno para tratar de suavizar un recorte de retribuciones que también ha generado debate interno en el seno de la CNMC. El Ejecutivo ya consideró que la propuesta no estaba en línea con las orientaciones de política energética dadas al regulador y por eso decidió convocar la comisión de coordinación.

En el caso de que el Consejo de Estado emitiera un dictamen con observaciones a la propuesta de la CNMC, el Gobierno podría tomarlas en cuenta a la hora de llevar la normativa definitiva al Consejo de Ministros. Pero todo apunta a que este trámite aún llevará un tiempo, dado el colapso que actualmente se da en el Consejo de Estado.

Fuentes conocedoras de la situación han apuntado a Vozpópuli que el órgano consultivo ha hecho hincapié en el carácter complejo de los asuntos a examinar por los dictámenes para solicitar que no se abuse de las solicitudes con carácter de urgencia.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba