El Corte Inglés

El Consejo de El Corte Inglés presiona a Gimeno para debatir su cese en mayo

Las hermanas Marta y Cristina Álvarez, los CEOs del grupo y los consejeros Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría pretenden que la destitución de Gimeno se vote en el consejo de mayo. Pero el actual presidente no está dispuesto a ceder y los contrarios tendrían que convocar un consejo extraordinario

Entrada de El Corte Inglés en Azca
Entrada de El Corte Inglés en Azca Tere García

La guerra intestina que enfrenta a la cúpula de El Corte Inglés no tiene visos de perder intensidad hasta que su Consejo de Administración debata sobre la continuidad de Dimas Gimeno al frente de la compañía. La próxima reunión del órgano de gobierno del grupo se ha convocado para el próximo 30 de mayo y los accionistas enfrentados al actual presidente pretenden votar –y conseguir- su destitución ese día. Sin embargo, Gimeno tratará de aplazar esa iniciativa hasta la celebración de un Consejo extraordinario.

En el próximo cónclave del grupo se debatirá sobre la aprobación de las cuentas anuales, correspondientes al ejercicio 2017. La intención de los accionistas enfrentados a Dimas Gimeno pasa por incorporar un punto en el que se vote su cese. No obstante, fuentes próximas al grupo afirman que esa petición es contraria a la normativa interna, puesto que una vez convocado el Consejo de Administración no se pueden añadir más asuntos al orden del día sin el visto bueno del presidente.

En este sentido, los socios enfrentados a Gimeno cuentan con la opción de solicitar la celebración de una reunión extraordinaria del órgano de gobierno de la compañía en la que se debata la continuidad del responsable del grupo. En el momento en el que formalicen su petición, se activaría un plazo de 1 mes hasta su celebración. Es decir, que su salida no se produciría antes de mediados de junio.

Gimeno ha perdido el apoyo de los históricos consejeros Lasaga y Martínez Echevarría

Quienes han ejercido las presiones para que Gimeno caiga antes de finales de mayo son las hermanas Marta y Cristina Álvarez –poseen un 69% de Isidoro Álvarez S.A., que aglutina el 22% del capital de El Corte Inglés-, los consejeros delegados Jesús Nuño y Víctor del Pozo; y los históricos Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, que han roto definitivamente su alianza con el líder del grupo.

En medio de este conflicto se encuentra el jeque catarí Hamad bin Jassim bin Jaber, que lleva meses solicitando una renovación de parte de este órgano de gobierno para que se diluya el poder de los históricos y se pueda dar entrada a consejeros independientes, tal y como aconsejan las nuevas recomendaciones de gobernanza de las grandes empresas. Este millonario árabe podría hacerse con un 10% del capital en los próximos meses.

Desencuentro Pizarro-Gimeno 

Según ha podido saber Vozpópuli, Gimeno y Manuel Pizarro –responsable de la Comisión de Auditoría- mantuvieron una reunión este lunes para debatir sobre el informe que El Corte Inglés ha encargado a la consultora Ernst & Young (EY) para analizar la gestión de la empresa durante los últimos tiempos.

Gimeno pretende utilizar este documento como arma contra sus críticos. Es decir, como su último recurso antes de que se vote su destitución. Sin embargo, Pizarro no está de acuerdo con presentarlo ante el Consejo con la celeridad que defiende el presidente.

Manuel Pizarro, durante su etapa en el PP
Manuel Pizarro, durante su etapa en el PP Partido Popular de Cataluña

Mientras los dirigentes de El Corte Inglés libran esta guerra civil, que amenaza con decapitar el grupo, el negocio sigue sufriendo las embestidas de los nuevos competidores del sector del retail. En 2016, últimos datos conocidos, la compañía logró un beneficio bruto de explotación de 981 millones de euros, un 7,5% más, tras un incremento de las ventas de un 2%, hasta alcanzar los 15.504 millones.

Su situación financiera no es cómoda. Su deuda asciende a 3.650 millones de euros y se eleva algo por encima de 4 veces EBITDA (beneficios antes de impuestos). Hace unos meses, Santander, Bank of America Merrill Lynch y Goldman Sachs aceptaron una operación de refinanciación que suavizaba las condiciones de pago. Sin embargo, según detalló Vozpópuli, estos bancos exigen una paz accionarial que, de momento, se encuentra bastante lejana.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba