Economía

El sector aéreo ve inviable la idea de Colau de eliminar el puente Madrid-Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona quiere eliminar los vuelos entre la Ciudad Condal y la capital al considerar que este trayecto puede realizarse en tren de alta velocidad y reducir así la contaminación

Ada Colau.
Ada Colau. Efe.

El Ayuntamiento de Barcelona, con Ada Colau al frente, quiere eliminar los vuelos cortos que tengan una alternativa ferroviaria, como la conexión aérea entre Barcelona y Madrid, para reducir la contaminación. Una decisión que forma parte de un movimiento internacional pero que según fuentes del sector no depende ni del Consistorio, ni de la Generalitat, ni del Aeropuerto de El Prat, sino del Gobierno central -a través de la imposición de tasas medioambientales- y de las propias aerolíneas -que deciden libremente la apertura o el cierre de las rutas-.

Entre Madrid y Barcelona hay alrededor de 620 kilómetros de distancia, lo que se consideraría en el transporte aéreo un trayecto corto. Antes de que el tren de alta velocidad conectara este trayecto, en el año 2007, el avión transportó 4,9 millones de pasajeros anuales. En 2018, apenas llegó a los dos millones y medio, según datos de Aena. Por contra, el AVE comenzó a operar esta ruta en 2008 con dos millones de pasajeros, mientras que el pasado año, diez años después, alcanzó la cifra récord de 4,3 millones.

Lo mismo ha ocurrido en otras conexiones entre ciudades que ya une el AVE, como Madrid-Sevilla, Madrid-Valencia o Madrid-Málaga, donde los expertos reconocen que la penetración del avión ha pasado del 63% al 22% en los últimos años. En este sentido, varias fuentes del sector aéreo consultadas por Vozpópuli aseguran que si bien la transición del avión al tren en los trayectos cortos "se está produciendo de manera natural", aún es "inviable" eliminar la ruta aérea que une las dos principales ciudades del país. 

En primer lugar, porque una gran parte de los pasajeros que vuela entre Madrid y Barcelona lo hace por motivos laborales y en el mismo día. "Para una persona que tiene que ir y volver, emplear casi seis horas en el viaje supone perder gran parte de su jornada laboral. Por eso el puente aéreo sigue teniendo un peso importante, por la rapidez", aseguran algunas de las mismas fuentes. Entre ir y volver, los pasajeros del AVE invierten más de cinco horas, frente a las dos horas y media del avión. 

Por otro lado, gran parte del tráfico proviene de vuelos internacionales de largo recorrido con escala, normalmente, en el 'hub' de Barajas. En éstos resulta "improductivo" eliminar el puente aéreo ante la falta de una "buena intermodalidad" entre el aeropuerto de Madrid y el AVE para facilitar el traslado de los pasajeros y sus equipajes hasta Barcelona, y viceversa. "Si lo prohibimos, perderemos tráfico y muchos pasajeros volarán a través de otro país", advierten. 

Vueling e Iberia son las principales compañías que operan el puente aéreo, seguidas de Air Europa. Por su parte, el AVE cuenta con una media de 20 trenes por día en ambas direcciones. El sector lleva años reclamando la conexión entre los dos principales aeropuertos españoles y el AVE. De hecho, el presidente de Iberia, Luis Gallego, aseguró hace unas semanas que “quizás se podría ajustar la oferta del transporte aéreo en el corto y medio radio” en algunos destinos en España en los que “hay alternativas”. 

“Hay determinados lugares en los que el AVE tiene una cuota de mercado superior al 95%, y ahí es donde habría que reconsiderar si el avión es la mejor opción o es preferible que la ruta se haga solo en tren. Siempre hemos apostado por que la alta velocidad conecte con el hub de Madrid, de tal manera que potenciemos la conectividad aérea de largo radio y se disminuya en el corto o medio, donde hay alternativas”, sentenciaba.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba