Economía

Cataluña lidera la caída de turistas en España: pierde 287.000 visitantes en verano

Esta comunidad, una de las referentes del sector a nivel nacional, cede cerca del 38% de los visitantes nacionales. Entre julio y agosto, España ha cedido cerca de 755.000 turistas, aunque ha aumentado sus ingresos.

Turistas frente a la Sagrada Familia
Turistas frente a la Sagrada Familia EUROPA PRESS

El verano de 2018 ha traído un cambio de paradigma al sector turístico: menos visitantes, aunque mayores ingresos. Esta temporada alta, entre julio y agosto, España ha recibido 755.000 turistas menos que en 2017, un recorte del 3,6%. En esta rebaja está al frente Cataluña que, en valores absolutos, ha cedido 286.500 visitantes frente al mismo periodo del año pasado, un 5,6% menos. 

"Los turistas no se sienten cómodos con el ruido político", consensúan los expertos del sector consultados. No obstante, matizan que "es normal que esta comunidad acompañe de esta manera la caída nacional, porque es un referente del sector", añaden. El segundo destino más perjudicado por el descenso producido es Canarias con un retroceso del 5,7%, lo que en valores absolutos representan 134.000 turistas menos.

Para Josep Andreu Casanovas, director de Consultur, esta rebaja se produce porque "en los dos últimos años se han alcanzado unos resultados excepcionales, muy por encima de los previsibles, debido a las circunstancias sociopolíticas de nuestros competidores (Túnez, Turquía o Egipto) y una vez que estas circunstancias mejoran es lógico que España deje de ser un destino refugio". 

"En el periodo julio-agosto de 2018 hemos tenido 2,1 millones más de visitantes que en 2015, un 11,7% más"

Josep Andreu Casanovas, director de Consultur

Además, el experto destaca que si se comparan estas cifras con 2015, año que se consideró extraordinario, "resulta que en el periodo julio-agosto de 2018 hemos tenido 2,1 millones más de visitantes que en 2015, un 11,7% más", destaca Casanovas. Por lo tanto, el director de Consultur considera que no se puede concluir que 2018 sea un mal año.

"España pierde al cliente sensible a precio"

Una caída de turistas que contrasta con el aumento del gasto. Un escenario que queda reflejado en los últimos datos de agosto. Mientras se cae en número de turistas un 1,9%, hasta los 10,2 millones de turistas, el gasto total en este mes crece un 1,8%, hasta los 11.539 millones de euros. "España pierde al cliente sensible a precio y lo cambia por un cliente de mayor nivel adquisitivo, a priori, de la media conseguida hasta la fecha", afirma Jesús Rodríguez, director Asset Management & Retail Horwath HTL Spain. 

Turistas en la playa de la Barceloneta.
Turistas en la playa de la Barceloneta. Gtres

El aumento también se produce en el gasto medio diario que aumenta un 10,7% y se sitúa en 139 euros. También es significativo el incremento del gasto por turista que alcanza los 1.131 euros, un 3,7% más. Este cambio de dinámica está siendo alentado por "factores geopolíticos que han provocado la reactivación de otros destinos competidores (aún con cautela y reservas), se está apostando por un cliente que permanece menos noches en nuestro país, pero que tiene una capacidad de gasto mucho mayor", añade Jesús Rodríguez.

España pierde al cliente sensible a precio y lo cambia por un cliente de mayor nivel adquisitivo"

Jesús Rodríguez (Horwath HTL Spain)

El director Asset Management & Retail Horwath HTL Spain considera que, pese a que todavía es pronto, parece que "la demanda está acudiendo a la llamada de nuestro destino turístico, que tiene en una fuerte renovación de sus activos hoteleros, un valor comercial de relevancia. El tiempo nos dirá si ese cliente que ha elegido nuestro país lo recomienda y repite en futuras ocasiones", concluye. 

Un problema interno

Aunque dentro de estos datos existen otras lecturas. El doctor en Turismo, José Ignacio Vega, destaca que "ha habido un descenso del 3% de los desplazamientos internos que evidencia que existe un problema con el turismo de interior". El experto indica que este escenario es significativo porque es necesario que los propios españoles apoyen la actividad rural y la conservación del patrimonio. 

"Hay dos factores que explican esta bajada de los desplazamientos internos: una mejora económica de la clase media, que apuesta por viajar fuera de España, y un desinterés por los atractivos nacionales", explica Vega. En este sentido, el experto denuncia que no existe un espacio de promoción turística a nivel rural. Un nuevo reto al que se enfrenta un sector. En el verano de 2019 se mostrará si la industria vive cambios coyunturales o la nueva inercia ha llegado para quedarse.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba