LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

El juez Andreu investiga si Banco de España conocía la situación de Bankia antes de su salida a Bolsa

El juez ha dictado una providencia donde pide a la entidad nacionalizada y al supervisor que les informen si mantuvieron reuniones "periódicas" o "extraordinarias" a lo largo de 2011. 

Rato en la salida a Bolsa de Bankia.
Rato en la salida a Bolsa de Bankia. Archivo

El caso Bankia sigue acumulando pruebas. El titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de la Audiencia Nacional, el juez Fernando Andreu, quiere saber ahora si los inspectores del Banco de España y los directivos de Bankia se reunieron o no a lo largo del año 2011. El objetivo: averiguar si el supervisor bancario conocía la situación real de la entidad antes de que saliera a Bolsa en julio de aquel año.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, Andreu ordena que "se libre oficio a Bankia y al Banco de España a fin de que, a la mayor brevedad posible se informe a este juzgado si se celebraron o no reuniones periódicas y, en su caso, extraordinarias entre inspectores del propio Banco de España y los directivos de BFA-Bankia a los largo del año 2011".

El juez ha acordado esta diligencia a petición del ex consejero Tirado, quien afirma que es "insostenible" mantener que hubo una "alteración fraudulenta de las cuentas de la entidad"

De esta forma, el instructor accede a la petición realizada el pasado mes de abril por el ex consejero Antonio Tirado quien sostuvo que "Banco de España realizó una continua e intensa supervisión de la operativa y de los estados contables de dicho grupo, manteniendo la labor inspectora en la modalidad que el propio banco supervisor denomina seguimiento continuado". En concreto, el imputado señalaba que se hicieron informes de seguimiento el 9 de mayo de 2011, el 5 de octubre de ese año y el 2 de agosto de 2011, entre otras fechas. En concreto, en este último documento el Banco de España recalcaba lo siguiente: "El equipo de seguimiento continuado de BFA, compuesto por trece personas a comienzo de 2011, ha tenido que afrontar en el segundo trimestre una fuerte carga de trabajo". 

En julio de 2011, Bankia salió a Bolsa y en mayo del año siguiente tuvo que ser rescatada. Los dos peritos del Banco de España asignados al caso Bankia sostuvieron en un informe de 400 folios que Bankia salió a Bolsa ofreciendo a los futuros accionistas datos erróneos. Entre sus conclusiones, los peritos afirmaron que "los estados financieros de BFA [matriz de Bankia] incluidos en el folleto de emisión no expresaban la imagen fiel de la entidad [...] Tampoco los estados financieros de Bankia expresaban su imagen fiel".

La labor del supervisor

En las entidades financieras españolas de mayor tamaño, el Banco de España implantó desde finales de la pasada década un sistema de supervisión in situ, mediante el cual un grupo de inspectores trabajaban empotrados en los propios bancos y cajas de forma continuada, con acceso completo tanto a todos los empleados como a los documentos y las operaciones. Fuentes próximas al banco nacionalizado han explicado a Vozpópuli que en BFA-Bankia había inspectores empotrados, y que éstos realizaban su labor diaria de supervisión dentro de la propia entidad.

El Banco de España implantó desde finales de la pasada década un sistema de supervisión 

in situ, mediante el cual un grupo de inspectores trabajaban empotrados en los propios bancos 

El ex consejero Tirado manifestó que es "insostenible" mantener que hubo una  "alteración fraudulenta y voluntaria de las cuentas de la entidad" debido a la supervisión pormenorizada que Banco de España hizo al grupo BFA a lo largo de 2011. En cualquier caso, el imputado instaba al instructor a reclamar "las actas de las reuniones semanales -y de cualquier otra reunión- que mantuvieron los inspectores de Banco de España con los directivos del grupo, no sólo para examinar si existiere alguna intención de dificultar o desatender la labor de supervisor, sino también para conocer si se omitió, o no, algún deber de informar a los consejeros externos de algún extremo relevante".

La defensa de Antonio Tirado reclamó el pasado 24 de abril al magistrado Fernando Andreu que solicitara las actas de dichas reuniones sin obtener respuesta por parte del instructor. Por esta razón, el pasado día 14 su letrado volvió a presentar la petición de dicha diligencia en la Audiencia Nacional. Ahora, el juez pide al supervisor bancario que informe a la Audiencia Nacional si esas reuniones se produjeron o no. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba