Economía

Campofrío compra 1,7 millones de cerdos, ocho veces más que antes de entrar en números rojos en 2016

La empresa de alimentación ha disparado en los últimos dos años su compra de unidades porcinas, mientras ha encadenado dos ejercicios consecutivos en pérdidas 

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Campofrío ha disparado su demanda de cerdos en el último ejercicio. La empresa de elaborados cárnicos cuenta a cierre de 2018 con un compromiso de compra de 1,7 millones de cerdos. Esta cifra supone más del doble que los 803.000 que tenía comprometidos en 2017 y ocho veces más que los 230.000 de 2016, el último año la compañía registró beneficios. 

La empresa explica que estos compromisos de compra están referenciados a precios del mercado y cuenta con una póliza de seguros para poder recuperar el valor neto de este pedido en caso de siniestro. Según las cifras de los informes económicos del Ministerio de Agricultura, este pedido de unidades porcinas podría rondar los 85 millones de euros y supone cerca del 5% del censo total porcino en España que  se eleva hasta los 30,8 millones de cerdos. 

La masa de proveedores de Campofrío llegan de territorio español, un mercado que se sitúa en tercer lugar a nivel mundial desde que en 2015 superó a Alemania en población porcina. Un censo que se ha disparado en los últimos años y que va en paralelo con el incremento de las exportaciones del porcino en un 98%.

Campofrío ha preferido no detallar a este medio el motivo de este incremento del pedido de cerdos y si va en línea con su apuesta por reforzar su mercado internacional. No obstante, este elevado volumen de pedido se produce tras cerrar el ejercicio con unas pérdidas de 27 millones de euros, frente a los 1,7 millones de euros de números rojos que registró la compañía en 2017.

Las ventas de la empresa de elaborados cárnicos también han sufrido en el último ejercicio. Campofrío ha ingresado 913 millones de euros en 2018, un 1,3% menos que los 924 millones que facturó en el ejercicio anterior. 

En manos mejicanas 

Sus cuentas publicadas en el Registro Mercantil también reflejan que, a cierre de 2018, la compañía tiene un fondo de maniobra negativo por importe de 327 millones de euros. Es decir, la empresa podría tener problemas para pagar deudas y podría declararse en suspensión de pagos. 

Esta opción se descarta por parte de los administradores de Campofrío que aseguran que estiman que podrán hacer frente a esta situación con el propio negocio, sus líneas de crédito disponibles y los préstamos que se realizan a través de su matriz Sigma. Este gigante mexicano de la alimentación controla el 100% de la cárnica burgalesa desde 2015.

Un grupo que ha dejado un gran cantidad de dinero a Campofrío en los últimos años. La empresa española firmó un préstamo con otra filial holandesa de Sigma por importe de 495,4 millones de dólares (433 millones de euros), que se suma a otro de 103 millones concedido por otra sociedad de la matriz mexicana. Unas inyecciones de capital que han permitido a Campofrío poder aumentar su demanda de cerdos. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba