Economía

Calviño: "Si no hay nuevos objetivos de déficit, habrá que subir más los impuestos"

Almunia coincide con el Gobierno en que hay que aumentar los ingresos y lamenta que en España haya casi que pedir perdón por llegar a acuerdos con otras formaciones políticas

Nadia Calviño
Nadia Calviño EFE

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha enviado este martes un mensaje claro a PP y Ciudadanos: "Si no hay nueva senda de déficit, habrá que subir más los impuestos". La ministra intenta así lanzar un mensaje a ambas formaciones para que permitan al Gobierno aprobar la senda de déficit que propuso el PSOE después de hablar con Bruselas y que resulta mucho menos exigente para España que la dejó el PP.

Calviño, que ha participado este martes en un desayuno organizado por Forum Europa, ha defendido las líneas de trabajo que está explorando el Gobierno con Unidos Podemos, su principal socio en el Parlamento, basadas en mejorar los ingresos del Estado a través de subidas fiscales. De hecho, ha criticado al anterior Ejecutivo por bajar los impuestos cuando aún había tanto déficit: "Va contra la disciplina fiscal", ha dicho.

Y es que la ministra, que se ha mostrado convencida de que habrá Presupuestos, ha recordado que España está por debajo de la media comunitaria en gasto público y que las bajadas de impuestos de los últimos años han supuesto un roto en la recaudación. Por ejemplo, la reforma fiscal de 2015 de Cristóbal Montoro, supuso una pérdida de 12.000 millones en dos años, el doble de lo que se va a destinar a i+D y más de una cuarta parte del gasto en educación.

El déficit podría ser menor

"Esta pérdida de ingresos no es coherente con necesidad de reducir déficit público", ha dicho. Y, si no se hubiese hecho, el déficit sería ahora medio punto inferior. La ministra ha rechazado también la idea de que España se asoma a otra crisis económica. A su parecer, el país aún está en la fase positiva del ciclo y el crecimiento se cimienta en "bases sólidas". De hecho, las previsiones apuntan a que el PIB se mantendrá por encima del 2,5% este año, algo más elevado que la media europea.

Pero la desaceleración está ahí y es innegable. Eso sí, según Calviño, será paulatina y el crecimiento seguirá siendo elevado. Por ese motivo, ve poco apropiado que se lancen "mensajes alarmistas" sobre un posible cambio de tendencia. "Algunos indicadores son más positivos de lo que esperábamos y otros menos, pero confirman tendencia desaceleración", ha señalado. De hecho, el Gobierno ha optado por mantener las previsiones del anterior Ejecutivo, aunque ya reconoce abiertamente que no sería un drama revisarlas a la baja.

Reconoce que hay vigilar de cerca algunos factores para evitar posibles efectos negativos en la economía española

Para ella, la tendencia no resulta preocupante, aunque sí hay que seguirla de cerca para anticipar posibles impactos negativos. Por ejemplo, habrá que vigilar los vientos de cola que han ayudado a Espala estos años y que podrían ir desapareciendo, como la política del Banco Central Europeo (BCE) o el fuerte dinamismo de la demanda interna. Además, la desaceleración se puede ver agravada por las tensiones comerciales, motivo por el que el Ministerio está muy pendiente de los mercados emergentes y de la negociación del Brexit.

Y no se pueden perder de vista los desequilibrios que aún sufre la economía española, como la "cronificación del paro", con una tasa que sigue en el entorno del 15% y que resulta "inaceptable" para el Ejecutivo desde punto de vista político y económico. O el "desorbitado peso de la deuda publica", que sigue cerca del 100% del PIB, y el aumento de la desigualdad y la pobreza que ha generado la crisis.

Almunia: hay que mejorar los ingresos

"No podemos cerrar los ojos y mantener un discurso basado en eficiencia de los mercados. Es necesario crecer y crear empleo y que el crecimiento beneficie a todos", ha subrayado la ministra, que ha apostado por intentar conseguir que la fase expansiva del ciclo dure lo máximo posible y aprovecharla para normalizar la economía española y minimizar el impacto de una crisis futura.  

El socialista y exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia, ha sido el encargado de presentar a la ministra en el desayuno y ha aprovechado su discurso para dejar claro que no cree que España necesita aumentar los ingresos y hacer reformas, puesto que España años sin hacer grandes cambios económicos. Y para eso se necesita consenso. De hecho, ha lamentado que en España haya casi que pedir perdón por llegar a acuerdos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba