Economía

Caixabank cerrará 800 oficinas hasta 2021 y ganará 2.700M.

El nuevo plan estratégico 2018-2021 de Caixabank contempla un avance anual del 5% del margen de intereses y un alza de las comisiones del 4% cada año. Prevé que la ratio de capital CET1 cierre 2021 en el 12%

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank EFE

Caixabank cerrará más de 800 oficinas, en torno al 18% de su red, hasta 2021, fecha en la que espera alcanzar una rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) del 12%, desde el 9,4% actual, según la documentación remitida este martes por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el marco de su nuevo plan estratégico 2018-2021.

Según los cálculos de los analistas, los números que introduce el banco en su nueva hoja de ruta se traducirán en un beneficio de entre 2.600 y 2.700millones de euros en 2021, un 60% más que los 1.684 millones de euros conseguidos a cierre de 2017.

El banco que dirige Gonzalo Gortázar aspira a incrementar sus ingresos core un 5% cada año. Así, está previsto que el margen de interesas crezca a un ritmo del 5% anual, las comisiones netas al 4% y los ingresos por seguros al 9-10%. Los costes está previsto que se incrementen un 3% cada año y la cartera de crédito crecerá un 1,79% en el periodo, hasta los 227.000 millones de euros.

La entidad también quiere situar su ratio de morosidad por debajo del 3% dentro de tres años, desde el 5,1% actual, y mantener durante este periodo una política de dividendo atractiva, con un objetivo de "payout" (porcentaje del beneficio que se destina a dividendos) por encima del 50%. 

Caixabank también tiene previsto mejorar su ratio de capital (CET1 fully loaded) actual desde el 11,4%, hasta el 12% en 2021, con un colchón transitorio de un punto porcentual. Asimismo, espera mantener su ratio de eficiencia por debajo del 55%.

Las proyecciones de Caixabank contemplan un crecimiento del PIB de España que se mantendrá en el entorno del 2% en 2019, 2020 y 2021, con un incremento "súper gradual" de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), según ha informado el presidente del banco, Jordi Gual durante la presentación del plan estratégico en Londres.

Reducción de plantilla

En el marco del ajuste de su red comercial, que pasará de 4.461 oficinas a menos de 3.640, lo que supone una reducción del 18%, la entidad ha informado de que tiene previsto reducir su plantilla, si bien no ha detallado cuánto, aunque sí ha indicado que será menor al 18%.

"La reducción inevitable de plantilla es la consecuencia de dar un mejor servicio al cliente en la red urbana y mantener la red rural", ha explicado Gortázar, que ha informado de que la reducción del número de empleados se negociará con los sindicatos.

Según las previsiones del banco, a finales de 2021 contará con más de 600 oficinas store (sucursales especializadas en el asesoramiento al cliente)frente a las 285 de las que dispone actualmente. No obstante, el banco reducirá en un 40% la red actual de 3.100 oficinas urbanas tradicionales, hasta unas 1.900, mientras que prevé mantener en torno a 1.000 el número de oficinas rurales.

800M. al año en tecnología

En este sentido, Gortázar ha sugerido que el ritmo de cierre de oficinas será de unas 270 sucursales en cada año del plan estratégico, para alcanzar las 821 un total de 2021 a cierre de 2021.

Asimismo, la entidad intensificará el modelo de atención a distancia inTouch, para pasar de los 600.000 clientes actuales a 2,6 millones dentro de tres años.

El plan estratégico de Caixabank también pone el foco en la transformación digital, por lo que el banco se fija el objetivo de alcanzar un 70% de clientes digitales en 2020, desde el 58% actual. Para ello, destinará 800 millones anuales a tecnología, por encima del nivel actual de inversión.

Seguridad jurídica

Por otra parte, Gortázar ha indicado que las perspectivas de negocio hipotecario del banco no han cambiado a pesar de la decisión del Gobierno de imponer a las entidades el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). En este sentido, Caixabank tiene previsto incrementar un 5% anual su nueva producción de hipotecas, lo que no permitirá compensar el ritmo de amortizaciones.

No obstante, Gual si que ha reclamado que la nueva ley hipotecaria, actualmente en tramitación en el Congreso de los Diputados, aporte "seguridad jurídica y previsibilidad" a este mercado y ponga fin a un periodo de incertidumbre que se vive desde hace meses. "Es importante que los españoles puedan disponer de un marco en el que planificar su horizonte financiero.

Los directivos de Caixabank, además, han descartado operaciones corporativas en un horizonte de tres años, así como entrar en otros mercados en los que no está presente en este periodo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba