Economía

Benjumea y sus socios reclaman 1.005 millones a Santander y HSBC por la caída de Abengoa

El expresidente de Abengoa fue absuelto el pasado mes de enero por la Audiencia Nacional de delito de administración desleal por haber cobrado una indemnización de 11,4 millones poco antes de que el grupo presentara preconcurso de acreedores

Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa.
Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa. Efe.

Felipe Benjumea, hijo del fundador de Abengoa y que presidió la multinacional sevillana entre 1991 y 2015, ha iniciado una ofensiva legal contra los bancos acreedores de la empresa y reclama, junto con sus socios, 1.005 millones de euros a Santander y HSBC.

El expresidente del grupo basa su iniciativa judicial en la sentencia obtenida en el juicio celebrado entre finales de 2017 y el pasado mes de enero en la Audiencia Nacional, en la que fue exculpado de delito de administración desleal. Benjumea sostiene que la banca impuso su cese como presidente en 2015 y que impidió una ampliación de capital de 650 millones de euros que habría evitado la crisis del grupo.

Benjumea ha presentado la demanda a través de Inversión Corporativa, en el Juzgado de Primera Instancia número 43 de Madrid, y ha sido admitida a trámite, de acuerdo al equipo legal que representa al expresidente de Abengoa, que este mediodía ha ofrecido una conferencia telefónica. "Tanto Santander como HSBC ya han respondido a la demanda, negando nuestros argumentos", han indicado.

La Audiencia Nacional sentenció en enero que Rodrigo Echenique impuso el cese de Felipe Benjumea como presidente de Abengoa

Inversion Corporativa es la sociedad a través de la cual la familia Benjumea, liderada por Felipe Benjumea, junto con otros socios, controlaban la mayoría del capital de Abengoa antes de la reestructuración acometida para evitar la entrada en concurso del grupo sevillano. En la sociedad están presentes otras familias fundadoras de Abengoa y de la aristocracia sevillana, como los Aya, Abaurre, Guardiola o Solís

En la actualidad, Inversión Corporativa se encuentra en preconcurso de acreedores, con una deuda cercana a los 100 millones de euros.

Otras dos sociedades accionistas de Abengoa, Finarpisa y Arbachon, también cercanos a Benjumea, han presentado otra demanda contra los bancos, en la que reclaman 105 millones de euros, pero esta todavía no ha sido admitida a trámite. 

Indemnización de 11,4 millones

Benjumea abandonó la presidencia de Abengoa el 23 de septiembre de 2015, dos meses antes de que la compañía presentara el mayor preconcurso de acreedores de una empresa en España, con más de 9.000 millones de deuda. Por su cese, recibió una indemnización de 11,4 millones de euros. 

La Audiencia Nacional juzgó entre finales del pasado año y principios de este al antiguo consejo de administración de la multinacional sevillana, incluyendo su expresidente, por posible delito de administración desleal al haber permitido la millonaria indemnización.

El antiguo consejo de Abengoa, incluyendo José Borrell, sostuvo que la banca impuso el cese del presidente de la compañía

Los antiguos consejeros de Abengoa, incluyendo el hoy Ministro de Asuntos Exteriores, José Borrell -que no fue imputado pero que declaró como testigo-aseguraron durante el procedimiento que fueron los bancos acreedores, especialmente Santander y su presidente en España, Rodrigo Echenique, los que impusieron el cese de Benjumea a cambio de su participación en una ampliación de capital de 650 millones de euros, que finalmente no se produjo.

El pasado mes de enero la Sala de lo Penal Sección 4 de la Audiencia Nacional comunicó sentencia sobre el caso, exculpando a los consejeros y también al expresidente del grupo energético. En la misma, los jueces otorgaron veracidad a la versión del antiguo consejo de administración. 

El cese de Benjumea "fue determinado por la imposición ejercida por las entidades bancarias que se disponían a asegurar la ampliación de capital comunicada al mercado el 3 de agosto de 2015", afirmaron los magistrados en la sentencia. "El representante del Banco de Santander impuso dicho cese a modo de condición indispensable e inexcusable para materializar la operación (…)", añadía.

Rodrigo Echenique y otros representantes de la banca acreedora de Abengoa aseguraron que no acudieron a la ampliación de capital de Abengoa por dudas sobre sus cuentas, y que no impusieron el cese de Benjumea, aunque no confiaban en su gestión.

"El problema es lo que pasa el 14 de septiembre de 2015; hasta un día antes los bancos se habían comprometido a acudir a la ampliación de capital, y ese día Santander lo impide y HSBC lo consiente", sostienen ahora los abogados de Benjumea.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba