Economía

Bayer se hace con el primer anticonceptivo que no utiliza hormonas

La farmacéutica alemana ha llegado a un acuerdo con la biotecnológica Daré Bioscience por un total de 310 millones de dólares 

Farmacéutica Bayer.
Farmacéutica Bayer. EFE

La farmacéutica alemana Bayer acaba de llegar a un acuerdo con la biotecnológica Daré Bioscience, una compañía especializada en tratamientos relacionados con la ginecología y la salud sexual, para comercializar el que se espera que se convierta en el primer anticonceptivo del mundo sin hormonas.

El objetivo de la farmacéutica alemana es potenciar el segmento de la compañía dedicado a la ginecología, por lo que invertirá un total de 310 millones de dólares -más royalties- en su acuerdo con la biotecnológica norteamericana a cambio de hacerse con los derechos de licencia de este anticonceptivo que aún ni siquiera ha llegado al mercado.

No obstante, ya ha sido admitido a trámite por la FDA y una vez aprobado, tiene el potencial de convertirse en un fuerte impulsor de las ventas del laboratorio alemán. Poco después de conocerse el acuerdo, las acciones de Doré Bioscience se disparaban en el Nasdaq. 

¿Adiós a los efectos secundarios de las hormonas?

El anticonceptivo en cuestión se llama Ovaprene, y es un anticonceptivo vaginal sin hormonas. Es el primer método anticonceptivo que no las utiliza, por lo que desde Bayer ven enorme potencial en este producto, que se utiliza mensualmente.

Lo cierto es que la mayor parte de los anticonceptivos que existen en el mercado, ya sean píldoras diarias o anillos vaginales que se usan una vez al mes, basan su efectividad en las hormonas, como el estrógeno. Son las causantes de la mayor parte de los efectos secundarios relacionados con el uso de anticonceptivos femeninos, como náuseas, cambios en el nivel de deseo sexual, sangrado intermenstrual, dolor de cabeza o incluso modificaciones del ciclo.

Bayer ha visto en Ovaprene una buena manera de reforzar su apuesta por el mundo de los anticonceptivos. De esta manera, aspira a poder plantar cara al anillo de MSD, conocido como Nuvaring, cuyas ventas en 2018 ascendieron a 900 millones.

Los riesgos del uso inadecuado de la píldora

Descubrir un método que logre acabar con la píldora anticonceptiva tradicional es uno de los últimos retos que se ha impuesto la industria farmacéutica. Este tratamiento, inventado en 1951, lleva años sin actualizarse debidamente. Es por ello que tanto dentro como fuera de la industria farmacéutica -Bill Gates, por ejemplo- se están destinando ingentes cantidades de dinero para renovar este tratamiento. 

Más allá de los efectos secundarios que produce, el hecho de que requiere constancia -se tiene que tomar todos los días a la misma hora- pone en peligro su efectividad, ya que depende mucho de la paciente en cuestión. El 'uso incorrecto' de los anticonceptivos orales se traduce en un riesgo de embarazo de hasta un 9% anual.

Es otra de las características que ha atraído a la farmacéutica alemana a la hora de hacerse con Ovaprene. De acuerdo con un estudio científico de hace unos años en el que participaron más de 5.000 mujeres de varios países, incluido España, entre el 40% y el 50% de estas mujeres había olvidado tomar al menos una vez su píldora diaria.

De acuerdo con los últimos resultados disponibles de este anillo, cuando se apruebe será uno de los más efectivos del mercado.. Según datos proporcionados por Daré, Ovaprene es supuestamente capaz de evitar que entre esperma en el cuello uterino prácticamente el 100% de las veces.

No obstante, todavía le quedan varios meses de investigación para poder salir a la venta. Según apuntan desde Bayer, esperan poder presentar resultados definitivos a finales de este año, tras lo cual pondrán en marcha su salida al mercado en Europa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba