Economía

Barcelona-Real Madrid: un Clásico de expresidentes con grandes fracasos empresariales

Los últimos presidentes que han ocupado la poltrona de los dos grandes del fútbol español llaman la atención por sus tormentosas trayectorias empresariales, plagadas de grandes concursos de acreedores, condenas de cárcel, inhabilitaciones...

Joan Gaspart, ex presidente del F.C.Barcelona
Joan Gaspart, ex presidente del F.C.Barcelona Efe

Este domingo se disputa un Barcelona-Real Madrid, uno de los mejores partidos de fútbol que pueden contemplarse en el mundo porque ambos clubes cuentan en sus filas con varios de los mejores jugadores del mundo. Sin embargo, ninguna de las instituciones deportivas puede estar demasiado orgullosa de las personas que han ocupado sus sillones presidenciales en las últimas décadas. Salvo contadas excepciones, sus trayectorias empresariales están jalonadas por quiebras (algunas de tamaño monumental), procesos judiciales, inhabilitaciones e, incluso, estancias en prisión. Nada parecido precisamente a un duelo en la cumbre.

El último de ellos del que habido noticia es Joan Gaspart, que ocupó la presidencia del Barcelona entre julio de 2000 y febrero de 2003, tras más de dos décadas como vicepresidente. A comienzos de 2014, la cadena de hoteles HUSA, fundada por su abuelo José Gaspart en la década de los 30, presentó solicitud de concurso de acreedores para cinco de sus sociedades, con un pasivo que superaba los 200 millones de euros. Hace unos días, el diario Expansión publicó que Gaspart se expone a una inhabilitación para la administración de bienes ajenos de hasta diez años. Este es el castigo que el administrador concursal solicita para el ex dirigente culé, presidente de HUSA, al considerarle responsable directo de la quiebra.

Sin duda, lo peor que puede pasarle a un empresario es no poder ejercer como tal, a lo que expone Gaspart en el caso de que el juez admita finalmente la petición del administrador concursal. En sus manos estuvo el Barcelona durante cinco largos lustros, cuatro de los cuales actuó a la sombra de José Luis Núñez, que ocupó la presidencia del club culé entre 1978 y mediados de 2000.

Núñez es precisamente uno de los expresidentes que ha pasado por la cárcel. También proveniente de la empresa, concretamente en los sectores de la construcción y el inmobiliario, fue condenado a seis años de prisión en el año 2011 debido a su implicación en el denominado 'caso Hacienda', que investigó presuntos sobornos a inspectores de la Agencia Tributaria. Pese a que Núñez recurrió la sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial de Barcelona ante el Tribunal Supremo, terminó por ingresar en prisión años más tarde tras una rebaja de la pena a algo más de dos años de cárcel. Una resolución que también incluía un periodo de siete años de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Núñez sale y entra Rosell

Tras cumplir el castigo, Núñez volvió a tomar las riendas de su imperio inmobiliario en Barcelona, Núñez y Navarro. No ha tenido la misma suerte uno de sus sucesores en el cargo, Sandro Rosell. Su caso es peculiar porque acumula más de diez meses en prisión aunque, en su caso, aún no ha habido sentencia. Una larga prisión preventiva debido a que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que instruye el caso contra Rosell por un presunto delito de blanqueo de capitales, considera que existe un elevado riesgo de fuga.

Un complejo caso relacionado con Brasil y con un presunto lucro de 15 millones de euros a través de comisiones ilegales a costa de algo más de una veintena de partidos amistosos de la selección brasileña de fútbol. En la trama también estaría implicado el presidente de la Federación Brasileña, Ricardo Teixeira. La acusación sobre Rosell contempla, entre otros aspectos, que el expresidente azulgrana hizo del delito un modo de vida.

Una experiencia que no ha vivido Lorenzo Sanz, presidente del Real Madrid entre finales de 1995 y el verano de 2000. Sin embargo, si llegó a estar detenido durante unas horas por una extraña operación de pago a través de pagarés sin fondos.

Sanz y los paraísos fiscales

Prácticamente una anécdota en el "palmarés" judicial de Sanz que, como en el caso de Gaspart, también fue protagonista de concursos de acreedores de sociedades que gestionaba, aunque de tamaño mucho menor. Sin embargo, fueron precisamente las quiebras de las instrumentales Nuada e Inversiones Renfisa las que comenzaron a levantar las sospechas que ahora se ciernen sobre el ex dirigente merengue. Una denuncia contra Sanz por un presunto delito de insolvencia punible ha desencadenado una investigación a cargo de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF), cuyo informe contempla posibles desvíos de dinero desde las sociedades administradas por Lorenzo Sanz a paraísos fiscales como San Marino, Panamá y el estado norteamericano de Delaware.

Pero no es el único caso en el que está implicado Sanz, ya que la Audiencia Provincial de Madrid sigue una causa contra él por un presunto delito fiscal consistente en ocultar al Fisco ingresos de hasta seis millones de euros entre los años 2008 y 2009. La acusación solicita una pena de cinco años y medio de prisión.

Por encima de todos ellos, ninguno triunfó como empresario tanto como Fernando Martín. Su mandato el frente del Real Madrid fue efímero, apenas unos meses en 2006, pero figuró como vicepresidente de la junta directiva desde el primer triunfo electoral de Florentino Pérez, a mediados de 2000. Martín tomó el relevo de Pérez cuando éste dimitió, en febrero de 2006, hasta la celebración de elecciones aquel verano. Poco después, protagonizó una de las mayores operaciones empresariales en el sector inmobiliario en España, cuando su promotora Martinsa lanzó una OPA por la entonces cotizada Fadesa, por 4.000 millones de euros.

La mayor quiebra de España

Poco más de un año después, la resultante de aquella maniobra, Martinsa-Fadesa, protagonizó el que por entonces fue el mayor concurso de acreedores de la historia de España, con un pasivo que se aproximaba a los 6.000 millones de euros. Tras superar el concurso con un convenio acordado con los acreedores, la compañía fue incapaz de hacer frente a los compromisos de pago reflejados en él y la historia de grandeza acabó en la liquidación de la compañía, cuyos activos aún hoy se están vendiendo para tratar de compensar a los acreedores.

No son precisamente ejemplares las trayectorias empresariales de muchos de los que han estado al frente de los dos grandes del fútbol español, algo más que poderes fácticos en el país. Los que actualmente ocupan las presidencias no arrastran este historial, aunque el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, será juzgado por presuntas irregularidades en el fichaje del futbolista brasileño Neymar.

Y mientras, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ya ha tenido que declarar como testigo por la 'operación Púnica', que investiga la corrupción en torno a las actuaciones del ex número 3 de la Comunidad de MadridFrancisco Granados; y también en la causa que se sigue por la adjudicación del hospital de Son Espases, en Baleares.

Recientemente, varias asociaciones han presentado una denuncia por los hechos acontecidos en torno a la adjudicación y posterior revocación de la concesión del almacén de gas Castor. Pérez es una de las personas contra las que se dirige la querella ante la Audiencia Nacional, junto a ex ministros populares y socialistas



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba