Economía

El BdE pide más medidas contra el déficit, otra reforma laboral y menos salarios

Cree que hay que racionalizar más el gasto,  revisar la cesta de impuestos y hacer más reformas en el sistema de pensiones.

Fachada Banco de España
Fachada Banco de España

El nuevo Gobierno tendrá que hacer muchas cosas si quiere mantener la recuperación económica: tomar nuevas medidas para contener el déficit, desarrollar un nuevo marco laboral que favorezca la contratación indefinida, hacer que los salarios se vinculen más a la situación de las empresas, modificar la cesta de impuestos y asegurar la supervivencia del sistema de pensiones. Éstas últimas recetas que plantea el Banco de España en su informe anual.

Según el gobernador, Luis María Linde, la situación de la economía ha mejorado considerablemente en los últimos tiempos, pero algunos de los desequilibrios persisten y suponen elementos de vulnerabilidad y retos importantes en el ámbito de las políticas económicas. El primero de ellos: el elevado déficit público, por lo que el supervisor pide un programa detallado de consolidación a medio plazo, algo que contrasta con la intención del Partido Popular de vender una nueva bajada de impuestos en la próxima legislatura si gana las elecciones del 26J.

Los ajustes del déficit podrían tener costes en el corto plazo, pero acabarán beneficiando a la economía

Según explica el Banco de España, la magnitud de los ajustes pendientes para situar las finanzas públicas en una situación saneada "es significativa", lo que pone en evidencia la necesidad de definir una senda a medio plazo en la que se detallen las medidas para garantizar el cumplimiento de los objetivos fiscales que cubra a todas y cada una de las distintas administraciones públicas. 

Estas medidas pueden implicar ciertos costes a corto plazo, pero tal y como reconoce el Banco de España, pero beneficiarán a la economía en el medio plazo. En el programa, además, se debe plantear una combinación más eficiente de ingresos y gastos y debe incluir una aplicación estricta los mecanismos preventivos y coercitivos de la Ley de Estabilidad Presupuestaria

El Banco de España no concreta las medidas que deberían tomarse para reducir el déficit, pero sí dice que hay que avanzar en la racionalización y eficiencia del gasto público y considerar una revisión de la cesta de impuestos que permita obtener de forma estable los ingresos necesarios para financiar el nivel deseado de gasto público. En este sentido, no dice tajantemente que haya que subir el IVA, pero recuerda que los expertos dicen que hay margen para dar más peso a la imposición indirecta y para racionalizar las deducciones, bonificaciones y reducciones que erosionan la capacidad recaudatoria.

Otra reforma laboral

Otro de los retos de la economía es la situación del mercado laboral y alto nivel de desempleo, por lo que reclama un marco laboral que refuerce la flexibilidad interna, corrija la temporalidad que está copando todas las contrataciones y mejore las políticas activas. Es decir, otra reforma laboral.

Pide medidas para elevar la flexibilidad, potenciar la contratación indefinida y mejorar las políticas activas de empleo

En concreto, pide actuaciones para que las las empresas puedan optar por una adecuación de las condiciones laborales a su situación específica y refuercen su flexibilidad interna, en línea con las instituciones del mercado de trabajo existentes en otros países europeos.

Además, cree que hay que potenciar el atractivo de la contratación indefinida, evitando que una excesiva protección de este tipo de empleo acabe desincentivando la creación de puestos de trabajo estables. Aunque no lo dice expresamente, con esto se refiere a abartar el coste del despido de este tipo de contratos.

Y finalmente, reclama políticas activas que contribuyan a aumentar la empleabilidad de aquellos trabajadores que han acumulado mucho tiempo en el desempleo y presentan niveles de cualificación inferiores a los requeridos por las empresas. A su parecer, resulta "crucial" mejorar la vinculación entre políticas activas y pasivas, modernizar los servicios públicos de empleo e incrementar los recursos disponibles en las políticas activas por desempleado.

Menos salarios

En concreto, considera deseable relanzar las actividades de formación y orientación que, ya que son relativamente escasas en España en comparación con otros países. Además, resulta necesario promover una evaluación rigurosa de las diferentes actuaciones que permita dirigir los recursos hacia las políticas más efectivas.

Recuerda que los salarios crecieron un 0,5% en el sector privado mientras la inflación estaba en negativo

Y se refiere también a la situación de los salarios. A pesar de que reconoce que en 2015 la pauta de contención salarial se mantuvo, recuerda que los sueldos crecieron un 0,5% en el sector privado en un entorno de inflación negativa. A su parecer, en un entorno como el actual, un exceso de rigidez a la baja de los salarios nominales podría dificultar la consolidación de las ganancias de competitividad de los últimos años.

En este sentido, asegura que conseguir crecimiento equilibrado requiere que que los salarios se vinculen más a las condiciones específicas de los distintos sectores y empresas. Éste vínculo, relata el supervisor, ha aumentado en los últimos años con las reformas laborales, pero no lo suficiente porque siguen prevalenciendo los convenios sectoriales, mientras que los de empresa tienen una escasa incidiencia y afectan solo al 6% de los trabajadores.

Más cambios en las pensiones

A medio y largo plazo, el Banco de España ve "prioritario" afrontar los retos derivados del impacto del envejecimiento de la población en las finanzas públicas y el sistema de pensiones. A su parecer, las reformas de los útlimos años han reforzado la sostenibilidad del sistema, pero sigue habiendo "retos notables", por lo que será necesario hacer cambios en los ingresos del sistema y analizar la posible incorporación de otras fuentes de financiación.

Además, habrá que delimitar los conceptos que se financian a través de él y, en su caso, desarrollar los mecanismos de seguro y ahorro que ayuden a complementar en el futuro las pensiones del sistema público de reparto, como los que ya se han implantado en otros países. Además, el nuevo sistema puede aumentar la incertidumbre sobre la evolución del nivel de las pensiones, por lo que su instrumentación debe realizarse con la mayor transparencia posible para que los ciudadanos puedan tomar decisiones de ahorro durante su vida laboral.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba