PIB

El Banco de España rebaja las previsiones de crecimiento por la crisis catalana

Cree que el PIB cerrará el año en el 3,1%, pero bajará al 2,4% en 2018 y al 2,1% en 2019, una décima menos de lo estimado inicialmente en ambos casos.

Una estelada en Pamplona
Una estelada en Pamplona EFE

Falta menos de una semana para que se celebren las elecciones en Cataluña y las noticias económicas no paran de sucederse. Este viernes ha sido el Banco de España el que ha decidido rebajar las previsiones españolas por la incertidumbre que genera la crisis catalana, que afectará a la economía española tanto en 2018 como en 2019.

Según el supervisor, el PIB cerrará 2017 con un incremento del 3,1%, pero se moderará al 2,4% el año que viene, al 2,1% en 2019 y repetirá en el 2,1% en 2020. Las cifras de 2018 y 2019 son una décima inferiores a las proyectadas hace unos meses. En realidad, el Banco de España cifra en un total de 3 décimas el impacto de la crisis catalana en esos dos años, pero una de ellas será compensada por la mejora de las perspectivas de los mercados exteriores.

La buena noticia es que, al menos de momento, el banco emisor confía en que la crisis se resuelva en el corto plazo y percibe ya cierto alivio en la tensión generada en las últimas semanas. Si esta tendencia se consolida la próxima semana tras las elecciones, el PIB podría crecer más de lo proyectado en este informe.

Si, por el contrario, vuelven a aumentar las tensiones en los próximos meses, el impacto de la crisis catalana sobre las decisiones de gasto de los agentes privados podría ser aún mayor. "La incidencia final de este elemento de riesgo para el conjunto de la economía española dependerá de la magnitud y la persistencia de las tensiones políticas", explica. 

La tasa de paro bajará al entorno del 11% en 2020

En cualquier caso, la economía seguirá creciendo y la expansión seguirá apoyándose en la demanda nacional, a pesar de que perderá fuerza en los próximos años. El consumo privado crecerá de forma sostenida y la inversión mantendrá el dinamismo. La demanda exterior neta, por su parte, continuará aportando al crecimiento, aunque ligeramente menos que estos últimos años.

¿Y el empleo? Pues todo apunta a que el volumen de creación de puestos de trabajo por cada punto que avance de PIB seguirá siendo muy alto, pero lo cierto es que la creación de empleo total perderá fuerza a medida que la vaya perdiendo la economía. Aún así, el paro bajará al 14,9% en 2018 y al entorno del 11% al final de 2020.

Desvío en el déficit

En este contexto, el Gobierno no cumplirá a rajatabla el objetivo de déficit. Lo dejará este año en el 3,2% del PIB, una décima por encima del objetivo pactado con Bruselas. En 2018, de momento y dada la ausencia de Presupuestos y medidas económicas, el desfase se quedará en el 2,5%, tres décimas por encima del objetivo, aunque bajará al 2,1% en 2019 y al 1,8% en 2020.

Aunque Cataluña es en estos momentos el elemento de mayor riesgo para la economía española, lo cierto es que no es el único. Según el supervisor a medio plazo hay otros riesgos que pueden acabar afectando a las previsiones españolas, como la baja por las elevadas valoraciones de algunos activos financieros, las desequilibrios de la economía china y el devenir del proceso de salida del Reino Unido de la UE.

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, también ha hablado este viernes sobre Cataluña durante la clausura de la entrega de premios de Vocento al liderazgo empresarial. Se ha mostrado convencido de que el impacto será temporal y de que la economía española mantendrá un crecimiento de entre el 2,5% y el 3% en los próximos dos o tres ejercicios.

Guindos asegura que la desaceleración catalana no se ha trasladado a la economía española

El ministro ha avanzado que el crecimiento del PIB en el último trimestre del año será "muy similar" a los anteriores, cuando el repunte intertrimestral se situó entre el 0,8 y el 0,9%.  Este crecimiento será posible a pesar de la situación en Cataluña, que ha desacelerado la economía de la región de manera que pasará de crecer por encima de la media nacional, alrededor del 0,9 % intertrimestral, a aproximadamente la mitad, entre un 0,4% y un 0,5%.

"No ha habido por tanto un impacto en España de la desaceleración en Cataluña", ha afirmado De Guindos, al tiempo que ha considerado que "esto se va a corregir".  El ministro ha confiado en la "madurez" y la "sensatez" de la sociedad catalana de cara a las elecciones de la próxima semana, donde se demostrará "que las verdades son superiores a las mentiras".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba