Economía

El Banco de España investigó la relación entre uno de sus exdirectivos y la CNMV

Para encontrar irregularidades en los correos de Jorge Pérez, el supervisor utilizó una serie de palabras clave entre las que se encontraba el nombre de Ana Martínez-Pina, vicepresidenta del organismo

Banco de España.
Banco de España. Tere García

El Banco de Españainvestigó la relación entre su exjefe de la División de Normativa Contable y la vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ana Martínez-Pina. Dicho estudio se produjo en el informe 'forensic' realizado en el marco del expediente disciplinario que se le abrió a Jorge Pérez por posibles filtraciones de información interna del supervisor. 

La letrada del Banco de España Cristina Taboada e instructora del expediente disciplinario, explicó en sede judicial que se usaron palabras clave para verificar si Pérez había filtrado información. Entre estos ítems se encontraban entidades como Bankia y también el nombre de la vicepresidenta de la CNMV y el de José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), entre otros. 

La defensa de Pérez, que corre a cargo del abogado Antonio Bernal, puso encima de la misa el conflicto que supone investigar la relación de Pérez con Martínez-Pina, la misma persona que abrió un expediente sancionador a la auditora Deloitte y a la que multó con más de 12 millones de euros durante su presidencia del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC). El letrado Bernal no pudo demostrar que estos dos hechos estuvieran conectados, pero los quiso llevar a la sala como ejemplos.

Según la versión del equipo jurídico del Banco de España y del propio perito de Deloitte, dichas palabras claves fueron creadas para filtrar los correos electrónicos y así encontrar posibles irregularidades o documentos confidenciales que se podrían haber usado en beneficio propio. El supervisor comenzó una investigación interna en contra de Jorge Pérez en noviembre de 2018 al ver indicios de quebrantamiento del secreto profesional después de que se filtrara a la prensa, presuntamente, el correo de despedida del exdirector general de supervisión Julio Durán en octubre de 2018.

El Banco de España realizó una primera investigación que le valió para encontrar indicios suficientes para el despido disciplinario. Pero en un ejercicio de "transparencia y buen hacer", el supervisor decide contratar a una filial de Deloitte para que custodiase una copia forense de los correos y realizara labores de búsqueda y remisión de aquellos mails que la instructora del expediente disciplinario le pedía que hiciera. 

Tras este exhaustivo trabajo, el Banco de España concluyó que el directivo había descargado información interna que posteriormente se había utilizado para artículos y otros ensayos periodísticos. En concreto, el equipo legal del Banco de España detectó que Pérez colaboró en 170 páginas del libro El Libro Negro de Ernesto Ekaizer. Ante tal afirmación, el propio periodista, autor del libro, negó todos los hechos y se limitó a matizar que estuvo en contacto con Pérez sólo para recibir su opinión y para ayudar en asuntos técnicos.

Amistad con Herzog

Taboada también tuvo que explicar por qué preguntó al técnico sobre su posible relación de amistad con Andrés Herzog, abogado que llevó a Bankia a juicio por su salida a Bolsa. La letrada, que acudió como testigo, no dio una respuesta clara y resulta complejo entender cuál sería la relación evidente. Cabe destacar que el técnico del Banco de España siempre fue muy crítico con la creación de Bankia y su posterior salida a Bolsa. 

Así lo hizo saber al supervisor y así lo expresó en mayo de este año cuando fue a declarar en calidad de testigo al juicio de esta misma entidad. Afirmó en sede judicial que "el valor del banco no reflejaban la imagen fiel de sus libros", ya que estos expresaban un valor de 15 euros por acción y la entidad finalmente salió a cotizar en los 3,75 euros por título, "un descuento de entre el 70% y 80%".

Deloitte se impone a EY

El Banco de España realizó un concurso para designar la consultora que se iba a encargar de recopilar todos los correos y filtrarlos. DeloitteFinancial Advisory se impuso a EY. Un hecho que supone un conflicto de interés, según los abogados de Jorge Pérez, que argumentan incompatibilidad al tratarse de una compañía que comparte matriz con la que fue la auditora de Bankia y que también estaba acusada en el juicio del 'caso Bankia', junto a su socio Francisco Celma. El equipo legal del Banco de España defiende que la labor de consultoría y la de auditoría están separadas, por lo que no habría ningún conflicto de interés. Lo mismo argumentó el perito de Deloitte.  

Más de 45.000 correos 

Deloitte se encargó de extraer más de 45.000 mails del correo oficial de Jorge Pérez para analizar si usó información privilegiada para su propio beneficio. Este estudio se realizó en dos tandas porque el supervisor detectó que faltaban 13 correos electrónicos. Cabe recordar que antes de que llegara la consultora, el supervisor ya había realizado una labor previa de análisis, por lo que sabía más o menos que era lo que estaba buscando, a pesar de sólo analizar las direcciones electrónicas, el asunto y el tamaño del mismo. 

El 'forensic' engloba toda la documentación que movió el directivo desde el 1 de enero de 2016 y febrero de 2019. Del total de mails extraidos por Deloitte, el supervisor sólo utilizó algo más de 2.000 correos. Estos se dividían en cuatro. La primera tanda eran mails del correo corporativo de Pérez enviados a su cuenta personal; el segundo, de su mail personal al corporativo; el tercero, del perfil profesional a mails "sospechosos"; y el cuarto, de mails "sospechosos" al corporativo.  

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba