Economía

El Banco Central Europeo ignora al Constitucional alemán tras tumbar su compra masiva de deuda

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, asegura que seguirá haciendo “todo lo necesario”, “sin inmutarse” por el dictamen del tribunal de Alemania, que da tres meses para justificar la operación que inició Mario Draghi en 2015

La directora del Banco Central Europeo, Christine Lagarde
La directora del Banco Central Europeo, Christine Lagarde EFE

El Banco Central Europeo (BCE) ha optado por ignorar la decisión del Constitucional alemán, que ha tumbado la compra masiva de deuda de países comunitarios que comenzó en 2015 bajo la presidencia de Mario Draghi. Según ha indicado la presidenta del BCE, Christine Lagarde, la institución seguirá actuando “sin inmutarse” y continuará haciendo “todo lo necesario”.

Lagarde justifica esta postura debido a que el BCE es una institución independiente que rinde cuentas ante el Parlamento Europeo y está sujeta a la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), pero también al cumplimiento de su mandato: "Los bancos centrales, incluido el BCE, se guían por su mandato, por lo que haremos todo lo necesario para cumplirlo”.

Así lo ha indicado Lagarde durante su participación en un acto organizado por Bloomberg, añadiendo, al ser cuestionada sobre el dictamen del Constitucional alemán. La francesa ha insistido en que el BCE "es una institución independiente, que rinde cuentas ante el Parlamento Europeo y que se guía por su mandato", por lo que ha afirmado que la institución "seguirá haciendo lo que sea necesario" para cumplirlo.

"Nuestro mandato dicta que hagamos todo lo necesario y todo lo que haga falta para cumplir nuestro propósito", ha afirmado Lagarde, subrayando las excepcionales circunstancias y el 'shock' sin precedentes que atraviesan actualmente la economía mundial y la eurozona, lo que hace claramente necesario ir más allá de las herramientas normales y convencionales.

En este sentido, Lagarde ha defendido que, en tales circunstancias, el banco central tiene que diseñar y calibrar el adecuado nivel de desviación para contar con el margen de maniobra para cumplir su mandato y evitar así un endurecimiento indeseado de las condiciones de financiación y asegurar que la política monetaria se transmite a todas las regiones de la eurozona.

"Eso es lo que necesitamos hacer, lo que de hecho estamos haciendo y lo que vamos a seguir haciendo", ha sentenciado Lagarde.

De este modo, la presidenta del BCE ha asegurado que las herramientas, la calibración, la proporcionalidad y la evaluación irán en función de lo que dicten las circunstancias. "Y seguiremos haciéndolo sin inmutarnos", ha concluido.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba