Paro

Canarias y Baleares, las únicas comunidades en las que el paro ha subido en el último año

El frenazo del turismo extranjero es el principal responsable de la peor evolución del empleo en las islas

Playa del Papagayo en Lanzarote, Canarias.
Playa del Papagayo en Lanzarote, Canarias. GTRES

El declive del turismo ya pasa factura a Canarias y Baleares. Estas dos comunidades, en las que el sector turístico tiene un elevado peso sobre el PIB regional, son las únicas en las que el paro a cierre de octubre de 2019 es superior al que había hace un año, según los datos de afiliación a la Seguridad Social divulgados este martes por el Ministerio de Trabajo. 

En el conjunto de España, el número total de parados asciende a 3.177.659 personas, lo que supone que hay 77.044 parados menos que hace un año. La reducción del paro está empezando a frenarse y, de hecho, en el último mes de octubre el volumen de parados ha aumentado, pero en términos interanuales todas las comunidades salvo las islas siguen reduciendo el paro.

Canarias cuenta hoy con 210.131 personas en situación de desempleo, de los que 5.602 se han quedado en la calle en el mes de octubre. Sin embargo, la destrucción de empleo que se produce tradicionalmente después de la temporada de verano no es la única responsable, ya que a cierre de octubre del año pasado había 2.030 personas más trabajando en las Canarias. El paro ha aumentado un 0,98% frente a hace un año y la tasa de desempleo es del 21,2%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA).

En Baleares, la tasa de paro es muy inferior a la de la media nacional (8,2%), pero aún así el volumen de parados ha aumentado considerablemente durante este verano. El número de personas apuntadas a las oficinas del servicio público de empleo (el antiguo Inem) es actualmente de 50.586, un 0,73% más que a cierre de octubre de 2018.

Durante los meses de verano, una temporada fuerte en el empleo en un destino turístico como son las islas mediterráneas, el paro ha aumentado sistemáticamente en Baleares: +10.209 parados en octubre, +1.536 parados en septiembre, +1.336 parados en agosto y +1.133 parados en julio.

Un 28% del total de parados de Baleares (14.214) se ha quedado sin trabajo este verano

Casualidad o no, el deterioro del empleo en las islas ha sido paralelo a un repunte de las personas que se han dado de alta como autónomos. Baleares es la comunidad que lidera el incremento de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), de un 8,1% en lo que va de año (+96.141 autónomos), seguida de Canarias, donde el número de autónomos ha aumentado un 2,2% este año (+2.805). En la media de España el número de autónomos ha subido sólo un 0,5%.

A cierre de octubre del año pasado, el paro caía en todas las comunidades autónomas, lo que confirma que este año la ralentización del turismo ha impactado en el mercado laboral.

El peso del turismo en las islas

Baleares y Canarias son las dos comunidades más dañadas por la quiebra del gigante de la turoperación Thomas Cook el pasado 23 de septiembre. La multinacional británica tenía una importante presencia en las islas junto a su homóloga TUI, y muchos grupos hoteleros trabajaban en exclusiva con él bajo un contrato de garantía para asegurarse la ocupación.

El Gobierno calcula que 1.000 empresas se han visto afectadas en España por la quiebra de Thomas Cook, de las que 600 son hoteleras. Además, la patronal turística Exceltur estima que la deuda a estas entidades asciende a más de 200 millones de euros. Esto ha acarreado la pérdida de numerosos empleos turísticos en las islas, entre los que se encuentran parte de los 2.500 trabajadores directos que tenía Thomas Cook en España.

La rentabilidad de los hoteles en Canarias y Baleares, tan dependientes del turismo extranjero, ya había bajado durante los últimos meses por el resurgir de otros destinos competidores mediterráneos más baratos como Turquía, Túnez y Egipto; y el efecto del Brexit en los viajeros ingleses. Además, el turismo de 'sol y playa' también ha descendido por la desaceleración económica de los principales países emisores para España, especialmente Reino Unido y Alemania.

El futuro no se augura más alentador en las islas. En enero de 2020 Ryanair cerrará sus bases de Gran Canaria, Tenerife Sur, Lanzarote (y también Gerona) y prevé el despido de 432 trabajadores. Además, aún no se han podido cubrir los vuelos que las aerolíneas de Thomas Cook tenían previstos para los próximos meses, cuando comienza realmente la temporada alta en Canarias, lo que inevitablemente hará caer el turismo.

El Gobierno ha aprobado un decreto-ley para reforzar el empleo en ambas comunidades. En concreto ha ampliado a los meses de octubre y diciembre la bonificación del 50% en las cuotas de la Seguridad Social para los contratos fijos discontinuos en los sectores de comercio, turismo y hostelería de Canarias y Baleares.

Durante la presentación de estas medidas, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguró que para "atenuar el impacto negativo en el empleo y acelerar la recolocación de las personas afectadas en Canarias y Baleares", desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y en coordinación con las comunidades autónomas se hará “un análisis de todas las políticas activas de empleo”.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba