Economía

Draghi lanza un capote a Rajoy: "La reforma laboral de 2012 ayudó al empleo"

"Hay muchas razones políticas para retrasar reformas estructurales; pocas económicas", dice el presidente del BCE.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo.
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. EFE

El presidente del Banco Central Europeo,Mario Draghi, ha defendido este jueves que la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy ha sido "un factor de apoyo al crecimiento del empleo" desde su aprobación en el año 2012, a la vez que ha indicado que esto, junto con las medidas adoptadas por Portugal en su rescate, debería animar a otros países con altas tasas de desempleo

"Hay muchas razones políticas comprensibles para retrasar las reformas estructurales, pero hay muy pocas económicas buenas y el coste del retraso es simplemente demasiado alto", señaló Draghi en el discurso de apertura del Brussels Economic Forum.

El economista italiano quiso dejar claro que el BCE, para acercar la inflación de nuevo al objetivo de por debajo pero cerca del 2 % a medio plazo, no puede actuar solo. "Si otras políticas no están alineadas con la política monetaria, existe el riesgo de que la inflación alcance nuestro objetivo a un ritmo más lento", señalóDraghi.

"No debemos ver la política fiscal solamente como una herramienta macroeconómica solo disponible en países con fuertes finanzas públicas", dice

Es esta interacción, las políticas fiscales y las reformas deben ser una prioridad, enfatizó. "Interesa a todo el mundo que las diferentes líneas de política se complementen, aunque sea solamente para acortar el tiempo que requiere que cada una de estas líneas produzca efectos", dijo. Actuar así permitiría "regresar al potencial de crecimiento antes de que éste quede dañado", sostuvo.

De acuerdo con Draghi, una de esas actuaciones debe ser continuar restaurando plenamente los balances de los bancos y seguir eliminando los créditos morosos y activos tóxicos. Por otro lado, reiteró, "la política fiscal debe trabajar junto a y no en contra de la política monetaria".

Ahora que la política fiscal es "ligeramente expansionista", puede apoyar la demanda, pero para ello los gobiernos no deben tener solo en cuenta el equilibrio presupuestario, sino también la "composición" de las medidas, especialmente la carga fiscal y la proporción de inversiones públicas.

Criticó el efecto negativo sobre el crecimiento que se vio exacerbado por el hecho de que la consolidación en algunos países se implementó "principalmente con subidas de impuestos en lugar de recortes de gastos".

"No debemos ver la política fiscal solamente como una herramienta macroeconómica solo disponible en países con fuertes finanzas públicas. Debemos verla también como un instrumento de política microeconómica que puede mejorar el crecimiento incluso cuando las cuentas públicas tienen que ajustarse", señaló Draghi.

Otra línea de actuación en apoyo a la política monetaria se refiere a las reformas estructurales, dijo. Éstas pueden ayudar a limitar la profundidad y la duración de choques y reducir el retraso de transmisión de las medidas de política monetaria, dado que una economía más flexible podrá transmitirlas más rápidamente a la economía real. "Se han implementado muchas reformas en la eurozona (...) pero queda mucho más que hacer", recalcó el presidente del BCE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba