Economía ¿Qué hacemos con los billetes de 500? En España representan casi el 80% del dinero en circulación

Los billetes dejarán de producirse en 2018, pero seguirán siendo legales y se podrán usar como medio de pago y cambiar en los bancos centrales. Actualmente hay 65 millones de billetes de 500 en manos de los españoles. 

El pasado miércoles el Banco Central Europeo (BCE) anunció que ponía fin a la producción de billetes de 500 euros, un instrumento que tradicionalmente se ha vinculado al fraude y cuya desaparición se reclama desde hace años en gran parte del mundo económico. ¿Qué pasa ahora con los billetes de 500 euros? En España actualmente hay 65 millones de billetes de este tipo en manos de los españoles, lo que equivale a unos 32.682 millones de euros y casi el 80% del dinero en circulación.

Lo que ha anunciado el BCE es que dejará de producir este tipo de billetes y que los excluirá de la serie Europa, pero seguirán siendo de curso legal y, en consecuencia, se podrán utilizar como medio de pago y depósito de valor. De hecho, el billete de 500, igual que las demás denominaciones, mantendrá su valor indefinidamente y podrá cambiarse en los bancos centrales nacionales del Eurosistema durante un período ilimitado.

Así que si tienes un billete de 500 euros puedes seguir utilizándolo o acudir al Banco de España para cambiarlo por otras denominaciones más pequeñas. Según datos del supervisor recogidos por Vozpópuli, el número de billetes de 500 euros que tienen los españoles representa el 78% del dinero total en circulación, que asciende casi a 42.000 millones.

Este tipo de billetes se empezó a utilizar en el año 2002 con la entrada del euro. Ese ejercico empezaron a circular 12 millones de billetes de este tipo y al finalizar el año ya había 28 millones de billetes de 500 en manos de los españoles. Desde su aparición, el número de este tipo de billetes no ha hecho más que crecer, sobre todo en los años previos a la crisis económica, cuando llegó a haber 113 millones de billetes circulando.

El número de billetes de 500 ha bajado durante la crisis, pero su peso sobre el total del dinero no ha parado de crecer, en paralelo al incremento de la economía sumergida

La tendencia empezó a cambiar en 2008 y desde entonces el número de billetes ha ido descendiendo paulatinamente hasta cerrar el primer trimestre de este año en 65 millones.  Sin embargo, su peso en el total del dinero en circulación no ha parado de crecer durante la recesión, en paralelo al incremento de la economía sumergida. Así, en 2007 los billetes de 500 representaban cerca del 60% del dinero en España y en el primer trimestre de este año ese porcentaje había subido hasta el 80%.

Los 32.682 millones que sumaban los billetes de 500 hasta marzo suponen el  10,90% de la cantidad que circula en la zona euro en este tipo de denominación, 297.208 millones. Este porcentaje también ha caído durante los años de ajuste desde los máximos del 25% y 26% de los años del ‘boom’ inmobiliario en España.

Los técnicos de Hacienda llevan años denunciando el fraude que esconden este tipo de billetes, poco comunes en las transacciones comerciales habituales de los ciudadanos.  De hecho, muchos ciudadanos ni siquiera han llegado a tener un billete de este tipo en sus manos, lo que muestra que su uso ha estado muy ligado a actividades opacas que escapan del control de la Justicia y de Hacienda.

En este sentido, los técnicos recuerdan los 25 millones en billetes de 500 incautados al clan de los Miami, los 10 millones escondidos en el falso tabique de la vivienda del proveedor de los sellos de Forum y Afinsa o las cantidades movilizadas en los casos más mediáticos de corrupción política. Por el lado de la evasión fiscal, los billetes de 500 euros se han utilizado mucho durante muchos años para pagar al vendedor el dinero negro que no se escrituraba al comprar un inmueble.

La investigación de estos billetes

La Agencia Tributaria inició una investigación hace años que recopiló 2.000 operaciones, todas pagadas con más de 500.000 euros en efectivo. Las investigaciones realizadas entre 2007 y 2010 sobre los billetes de 500 generaron unos ingresos de 1.114 millones, de los que 425,56 millones fueron por declaraciones extemporáneas “voluntarias”, 541,03 millones por actas de inspección y 147,9 millones por delitos fiscales. Esta fue la mayor regularización de la historia hasta la amnistía fiscal de 2012.

Según los técnicos, la retirada de billetes de 500 anunciada por el BCE se debería acompañar de una intensificación de las investigaciones sobre las grandes cantidades de dinero retiradas a partir de 2010 de las oficinas bancarias, para evitar que prescriban los delitos fiscales, así como centrar la investigación en las mayores empresas y en las personas que poseen grandes fortunas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba