Economía

BBVA: España rozará los 20 M. de ocupados en 2019 si los salarios no suben más del 2%

"La prioridad ahora debe ser crear empleo que es la mejor manera de reducir la desigualdad", afirma el Responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA, Rafael Doménech

Imagen de una oficina de empleo.
Imagen de una oficina de empleo. EFE

Para que España recupere pronto los niveles de empleo anteriores a la crisis, los salarios solo podrán experimentar subidas mínimas. O al menos, eso forma parte también de la 'letra chica' del último informe de BBVA Research sobre la situación económica de nuestro país.

El informe, presentado esta semana y considerado por muchos como una invitación al optimismo en términos de empleo, estima que el paro caerá desde el 16,6% actual hasta un 15,3% en 2018 y un 13,7% el año siguiente. La última cifra significa que España rozaría ya en 2019 los 20 millones de ocupados que el Gobierno ha prometido alcanzar en 2020.

Sin embargo, el Responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA, Rafael Doménech, ha explicado a Vozpópuli que las citadas previsiones son válidas en tanto y en cuenta la media de los salarios no suba por encima del 2% anual.

"Con un crecimiento de la productividad del trabajo del 0,4% y del deflactor del PIB del 1,6%, los salariosno deberían subir más del 2% en promedio para que el empleo pueda crecer un 2,6%", afirma Domenech. "La prioridad ahora debe ser crear empleo que es la mejor manera de reducir la desigualdad".

Según las estimaciones del Banco de España, los salarios del sector privado subirán un 1% en 2018, un 1,4% en 2019 y un 1,6% en 2020. Para el empleo público, el pronóstico es que el PIB 'solo' crezca lo suficiente para que los salarios se incrementen un 4,2% al cabo de 2019, y un 6,1% al cabo de 2020.

La subida 'improductiva' de salarios lleva a más paro

El experto de BBVA advierte que "cuando los salarios reales aumentan sin que lo haga la productividad se termina destruyendo empleo".

En esa misma línea, advierte, apoyándose en otro estudio de BBVA Research, que "cuando el salario real crece un 1% sin que lo haga la productividad el empleo disminuye a largo plazo un 1,5%, de manera que la renta disponible se reduce medio punto. Lo mismo ocurre cuando los márgenes empresariales aumentan como consecuencia de comportamientos no competitivos por parte de las empresas, en lugar de por ganancias de eficiencia o mejoras en sus productos".

"Es crucial que los incrementos salariales sean compatibles con la creación del empleo que se necesita para alcanzar a los países de nuestro entorno con menor paro", insiste Doménech. 

Actualmente, España es el segundo país de Europa con mayor paro (16,5%), 'superado' por Grecia (20,9%). El tercero con mayor paro es Italia, con un 11,1%, mientras que la media europea es de un 8,6%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba