Sociedades

BBVA avisa: El cambio en Sociedades puede lastrar las inversiones y el empleo en 2017

Sede de BBVA.
Sede de BBVA. EP

El cambio de Sociedades está salvando la recaudación y permitirá cumplir con el déficit del 4,6% que exige Bruselas este año. Pero es pan para hoy y hambre para mañana. Al menos así lo cree el servicio de estudios del BBVA (BBVA Research), que avisa de que una medida de este tipo puede salir muy cara en términos de inversiones y empleo. Eso sí, las consecuencias no se apreciarán hasta el año que viene.

El pasado 30 de septiembre el Gobierno aprobó un decreto para sacar adelante esta medida a pesar de estar aún en funciones. El cambio consistía en recuperar el mínimo obligatorio en los tres pagos fraccionados que hacen las empresas a lo largo del año. Y con unos tipos del 23% y del 25% en el caso de la banca. La medida buscaba conseguir 8.300 millones antes de que acabara el año para cumplir con el déficit.

Y de momento la cosa no va mal. El Gobierno ya ha dicho que ha funcionado muy bien en el pago fraccionado de octubre y que incluso se han recaudado 1.000 millones más de lo previsto inicialmente. Y no solo eso, ha evitado la sanción a España por el incumplimiento del déficit en 2015 y, posiblemente también, la congelación de los fondos estructurales. Además, ha ayudado a limitar el daño sobre la credibilidad de España.

A corto plazo el impacto será limitado, pero a largo plazo puede hacer que las empresas se resientan y recorten

Pero parece que todo tiene un precio. BBVA Research reconoce que la medida va a permitir cuadrar las cuentas, el objetivo para que el se aprobó, pero tendrá un impacto negativo en la actividad económica. A corto plazo el impacto será limitado, puesto que es bastante probable que las empresas hayan tenido tiempo de anticiparse. Pero sí puede hacer que se resientan las inversiones y el empleo de las empresas en el largo plazo. 

¿Por qué puede afectar tanto a las empresas? El servicio de estudios de la entidad financiera cree que introduce una "innecesaria incertidumbre" sobre el sistema tributario que eventualmente podría perjudicar a la inversión. Y lo mismo podría pasar con el empleo. Por eso, en BBVA son más partidarios de hacer una revisión integral del sistema fiscal para hacer cambios en la estructura sin subir mucho la presión fiscal para que sea más eficiente y estimule más el empleo y la inversión.

El coste de la incertidumbre

Para el banco, esta medida es una de las consecuencias de la incertidumbre política que ha vivido España durante casi un año. Aunque reconoce que el impacto de esta incertidumbre se ha reducido en los últimos meses, la entidad sigue manteniendo que el PIB podría haber sido crecido medio punto más en 2016 y 2017 si no se hubieran producido las tensiones del último año.

A pesar de este medio punto perdido, BBVA ha revisado al alza sus previsiones y espera que el PIB crezca un 3,3% este año y un 2,5% el año que viene. En cualquier caso, considera absolutamente crucial seguir reduciendo la incertidumbre y la vulnerabilidad de la economía española a través de un ambicioso proceso de reformas, ahora que ya se ha formado un nuevo Gobierno. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba