Caso Bankia

BBVA, Santander y CaixaBank 'pescaron' 12.000 millones en depósitos durante la crisis de Bankia

Bankia envía a la Audiencia los datos de cómo fue la fuga de depósitos que se originó en 2012, de 16.700 millones entre abril y octubre. El ritmo fue menor que el que sufrió Popular en 2017

Ana Botín, presidenta de Santander, y Francisco González, de BBVA.
Ana Botín, presidenta de Santander, y Francisco González, de BBVA. Banco Santander

BBVA, Banco Santander y CaixaBank fueron los bancos que más depósitos pescaron durante la crisis de Bankia durante 2012. Las tres grandes entidades captaron 11.788 millones en dinero de clientes de la entidad nacionalizada entre mayo y julio de 2012, según documentación enviada por el grupo a la Audiencia Nacional, a la que ha tenido acceso este medio.

La información revela que la salida de depósitos comenzó en el mes de abril, periodo en el que salieron 1.550 millones de la entidad. Bankia se vio penalizada por los reales decretos de Guindos del saneamiento inmobiliario y por un informe del FMI que le puso en el foco de los mercados y generó inestabilidad en las sucursales.

La situación se agravó en mayo por la debilidad de la entidad, lo que se plasmó en un incremento de la fuga de pasivo y en la salida de Rodrigo Rato. Ese mes se saldó con una salida neta de depósitos 6.258 millones.

La tensión amainó ligeramente en junio de 2012, con fugas netas de 1.512 millones, aunque volvió a julio durante el rescate financiero con salidas de 4.204 millones. Durante los meses siguientes la situación fue normalizándose.

Así fue la fuga

A pesar de su magnitud, la fuga de depósitos de Bankia en su peor momento fue menor que la que sufrió Banco Popular en 2017, que llevó a la resolución. La entidad nacionalizada solo pasó de los 5.000 millones de salida neta un mes, mayo, mientras que Popular lo hizo en abril, mayo y junio del año pasado.

La entidad también detalla a la Audiencia cómo fue la salida de depósito por entidades a las que fue a parar el dinero, aunque es un cálculo de dificultad ya que sólo se cuenta el dinero que deja la entidad y no se puede comparar con el que se captó en el mismo periodo. Así, Bankia perdió 44.638 millones de depósitos entre mayo y julio de 2012, pero también captó más de 30.000 millones, por lo que el saldo neto de salidas fue de 11.974 millones. 

Rato pidió las cifras de salida de depósitos para justificar que el banco hubiera salido adelante con su estrategia

Gran parte de esta fuga fue mediante transferencias a otras entidades (30.332 millones), pero también hubo retiradas de cajero y ventanilla (casi 9.000 millones) y órdenes de traspaso. Son solo las transferencias las que ahora Bankia cuantifica por entidades.

De esta forma, la fuga de depósitos a BBVA (4.546 millones, Santander (4.300 millones) y CaixaBank (2.942 millones) sería un 38% del total, por debajo de la cuota de mercado que tenían entonces.

Rato pidió estas pruebas al juez para justiciar que la situación de Bankia se descontroló con su salida y que salió mucho dinero a las entidades que se reunieron con el ministro Luis de Guindos el fin de semana previo a su marcha. Aun así, hasta ahora nunca se ha defendido que la entidad cayera por una crisis de liquidez, sino de solvencia. Y la salida de dinero empezó ya antes de su marcha y fue repartida a todo el sector.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba