Economía

¿Cuánto cuesta ser autónomo en España?

Los trabajadores por cuenta propia reclaman una transformación total del sistema porque las medidas como la tarifa plana solo animan al emprendimiento de forma temporal.

 

El emprendimiento se ha afianzado como una alternativa al desempleo durante estos años de crisis, a pesar de los elevados costes que tiene que asumir los autónomos para poner en marcha sus negocios. Actualmente el Régimen de Autónomos cuenta con  3.184.134 afiliados tras el aumento de abril que revelan los últimos datos del Ministerio de Empleo. En el último año, la tasa de autónomos aumentó un 1,03%, lo que se tradujo en 32.541 cotizantes más.

¿Qué costes tiene que asumir estos emprendedores? Lo cierto es que pueden elegir la cuota que pagan a la Seguridad en función de la base de cotización, que puede ir del mínimo de 893,10 euros al máximo de 3.642,00 euros, según la actualización de 2016. Si eligen la base mínima tendrán que pagar una cuota de 266,14 euros y si eligen la base máxima la cuota se va a 1.085,32 euros.

La cuota sube si se quiere tener paro y prestaciones por enfermedad profesional

Esta cuota solo da derecho a la prestación por baja por enfermedad común o accidente no laboral, pero no el cese de actividad ni la enfermedad profesional. Si se quiere tener acceso a estas prestaciones la cuota a pagar a la Seguridad Social subirá algo más 30 euros. Además, a las cantidades que los autónomos pagan a la Seguridad Social habría que sumar lo que pagan vía impuestos, sobre todo a través del IRPF y el IVA.

Vamos a poner un ejemplo para dejarlo más claro. Un hombre autónomo de 48 años que se dedique al comercio al por menor y que elija una base de cotización de 1.000 euros tendrá que pagar una cuota de cotización por contingencia común de 299 euros. Si quiere tener también la contingencia profesional pagará 309.50 euros y si además quiere protección ante el cese de actividad pagará 331,5 euros.

La ficción de la tarifa plana

El Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado algunas medidas para abaratar estos costes, como la ‘tarifa plana' a la Seguridad Social a la que pueden acogerse los nuevos autónomos que reduce la cuota a 50 euros durante los seis primeros meses. Después la cuota va subiendo progresivamente hasta alcanzar los 266 euros.  Las organizaciones de autónomos aplaudieron esta medida, aunque creen que puede impulsar el emprendimiento de forma un poco ficticia porque cuando la cuota sube muchos deciden abandonar la actividad que habían emprendido.

Las organizaciones creen que el sistema español es mejor que otros porque incluye muchas más prestaciones

A pesar del gasto fijo que implica ser autónomo en España, las organizaciones españolas aseguran que el nivel de protección es mucho más elevado que en otros países. Así, por ejemplo, este tipo de emprendedores apenas tienen coberturas en Reino Unido, donde pagan una cuota que va de 13 a 58 euros y al final del ejercicio hacen cuentas en función de los ingresos obtenidos.    

En Francia, por su parte, no hay que pagar durante el primer año y después las cuotas se fijan en función de la profesión y la facturación. En Italia tampoco hay una cuota fija mensual, sino que los autónomos pagan el impuesto de la renta en función de sus ingresos. Y en Portugal se paga sobre los ingresos anuales según el esquema de protección elegido. 

En Holanda, los trabajadores por cuenta propia pagan una cuota de 50 euros al año y un seguro de 100 euros al mes, y en Alemania se paga una cuota de 140 euros cuando se superan los 1.700 euros de ingresos netos mensuales. También aquí hay obligación de suscribir un seguro médico.

“Que España es el país donde la cuota de los autónomos a la Seguridad Social es la más cara de Europa no es más que una leyenda urbana”, sostiene el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor. A su parecer, los sistemas de la UE no son equiparables y España es sin duda el país que ofrece más coberturas y en el que más se ha avanzado en los últimos años en equiparación de derechos con los trabajadores asalariados.

UPTA quiere dar una vuelta al sistema

En la misma línea se manifiesta la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), aunque esta asociación apuesta por darle una vuelta general al sistema para que funcione mejor. En concreto, tal y como ha explicado la organización a Vozpópuli, sería bueno avanzar hacia un nivel de cotización en función de los ingresos reales, pero estableciendo una exención para los que ingresen lo que marca el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Además, UPTA reclama la creación de una figura fiscal específica para las personas físicas que emprenden para que pagar de una forma similar a como pagan las empresas a través de Sociedades y no a través del IRPF. A través de esta figura, además, se modificarían los gastos que actualmente se pueden deducir los autónomos, que son mucho más limitados que los que se deducen las empresas.

Según la organización, todos los partidos, menos el PP, apoyan a UPTA en esta petición, que elevaría además el nivel de cotizaciones porque haría que muchos autónomos que actualmente ingresan menos de 800 euros al mes salgan de la economía sumergida. Para abrir “este melón”, UPTA reclama la creación de una Subcomisión en el Pacto de Toledo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba