Infraestructuras

Atlantia confirma la dimisión de su consejero delegado, clave en la compra de Abertis

El consejo de la concesionaria italiana, reunido este martes en sesión extraordinaria, aceptó la dimisión que presentó Giovanni Castellucci tras el arresto de varios ejecutivos de filiales del grupo, acusados de falsificar informes sobre los activos del grupo

Florentino Pérez, presidente de ACS, flanqueado por el CEO de Atlantia, Giovanni Castelucci; y Marcelino Fernández Verdes, presidente de Abertis y CEO de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS, flanqueado por el CEO de Atlantia, Giovanni Castelucci; y Marcelino Fernández Verdes, presidente de Abertis y CEO de ACS

La crisis generada en Atlantia, primer accionista de Abertis, a raíz del arresto de varios ejecutivos en el marco de las investigaciones sobre la tragedia del puente Morandi se ha cobrado una víctima de lo más destacada: el consejero delegado del grupo, Giovanni Castellucci. El primer ejecutivo de la concesionaria presentó este martes su dimisión al consejo de administración en el marco de una sesión extraordinaria, que se prolongó durante algo más de cinco horas. Castellucci fue clave en la operación de compra de la española Abertis, que finalmente llevó a cabo de forma conjunta con ACS.

La situación del consejero delegado se había complicado de forma notable, como informó Vozpópuli, después de que el pasado viernes se conociera que la Policía Fiscal italiana había ejecutado el arresto domiciliario de tres directivos y la suspensión de otros seis de las sociedades Autostrade y Spea, filiales de Atlantia, acusados de falsificar informes sobre el estado y mantenimiento de algunas de las concesiones de la compañía.

Los arrestos se ejecutaron por la actuación de la Fiscalía de Génova, que investiga las circunstancias de la tragedia del puente Morandi, cuyo hundimiento en agosto de 2018 provocó la muerte de 43 personas. El acceso al puente forma parte de una de las concesiones que está en poder de Atlantia.

Durante este lunes se reunieron los consejos de administración de Autostrade y de Edizione, el holding de la familia Benetton y primer accionista de Atlantia. Tras concluir estos encuentros, el presidente de la concesionaria, Fabio Cerchiai convocó la reunión de urgencia de este martes y anunció que en ella se conocería un comunicado de Castellucci, que ha resultado ser la constatación de la puesta a disposición de su cargo.

Enfrentamiento con Roma

Como primer ejecutivo de Atlantia, Castellucci pilotó la operación de toma de control de Abertis, en primer lugar con una OPA en solitario, lanzada en la primavera de 2017, y después con un acuerdo alcanzado con ACS, que había puesto sobre la mesa una contraoferta, para llevar a cabo la compra de forma conjunta.

Precisamente, Castellucci también pasó a formar parte del primer consejo de administración de Abertis que se configuró una vez que los nuevos socios tomaron el control accionarial de la compañía y procedieron a su exclusión de Bolsa. Un cargo que se espera que también abandone en los próximos días, toda vez que lo ocupa como representante de Atlantia.

El accidente del puente Morandi generó un muy duro enfrentamiento entre Atlantia y el Gobierno italiano, que amenazó con revocar todas las concesiones de la compañía en el país. El Movimiento 5 Estrellas, uno de los partidos que conformaba la coalición del Ejecutivo, culpó desde el primer momento a la concesionaria del suceso al achacarle fallos de mantenimiento.

Posición de debilidad

Desde entonces, Atlantia ha tratado de recomponer relaciones con el Ejecutivo, un camino que pareció allanarse este verano cuando la colación de M5S con la Liga Norte entró en una crisis, que terminó con la salida de esta última y la entrada del Partido Democrático. En el programa del nuevo Gobierno ya no figuraba la retirada de las concesiones a Atlantia, lo que hizo que la compañía lograra recuperar la cotización que presentaba antes del hundimiento del puente Morandi,

No obstante, todo el proceso y la investigación en torno a la tragedia dejó en una posición complicada a Castellucci, que además tuvo que afrontar el mandato de la compañía de estudiar la entrada en el capital de Alitalia, en serios problemas financieros, en una maniobra que se interpretó como un intento de congraciarse con Roma. En esta situación de debilidad, Castellucci no ha podido asumir el golpe causado por la falsificación de los informes.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba