Noticias de Banco Popular

Así fue la guerra sucia Del Valle-Ron a espaldas del consejo de Banco Popular

Los mexicanos creen que se les engañó con la ampliación de capital, de la que se avisó sobre la bocina, y Del Valle y Calderón llevaron la sucesión de Ron durante meses sin conocimiento de todo el consejo

Sede del Banco Popular
Sede del Banco Popular Tere García

El consejo de administración de Banco Popular tuvo una intensa actividad durante 2016. La ampliación de capital, el 'Proyecto Sunrise' y el relevo de Ángel Ron fueron algunos de los asuntos a tratar. Pero fue más trascendente lo que se trató fuera de la sala del consejo entre los defensores del entonces presidente y sus detractores, liderados por el mexicano Antonio Del Valle. Así lo reflejan las actas de los consejos de 2016, a las que ha tenido acceso Vozpópuli.

La guerra se desató a principios de 2016, después de que Ron se negara a la iniciativa de Del Valle de fusionar Popular con Banco Sabadell.

El primer enfrentamiento público surgió precisamente en el consejo de mayo de 2016 para aprobar la ampliación de 2.500 millones: "El consejero Sr. Del Valle lamenta tener que decir que considera que ni el tiempo y la forma de presentar la operación a este consejo han sido correctos ni adecuados". Le acompañó en las críticas el expresidente de Pastor, José María Arias, que incluso se abstuvo en la votación de la ampliación, y el socio mexicano de Del Valle, Jaime Ruiz, que insinuó que las provisiones podrían ser insuficientes.

El papel de Calderón

Ejecutada la ampliación, empezó el acoso de Del Valle y Ruiz, que en cada consejo criticaban cada decisión de Ron y su equipo. "La ampliación no se puede considerar como un éxito cuando la cotización está por debajo del precio de colocación, considerando que dicha circunstancia refleja que el mercado todavía no nos tiene confianza", defendió en junio del 16 Del Valle. Más allá de las críticas, el mexicano se guardaba un as bajo la manga.

Así, tras los primeros escarceos de la guerra Del Valle-Ron, el mexicano contactó con la consejera coordinadora, Reyes Calderón, para que ésta iniciara un proceso de sucesión del banquero gallego.

La posibilidad de relevar a Ron se empezó a barajar antes de verano y no se llevó al consejo hasta noviembre

Del Valle y Ruiz, junto a otros consejeros, presionaron en junio-julio para que el consejo llevara a cabo una reorganización en materia de gobierno corporativo. Fue Calderón, como presidenta de la Comisión de Nombramientos, Gobierno y Responsabilidad Corporativa, la elegida para hacerlo. Y, según una intervención de Roberto Higuera, en diciembre de 2016, el proceso para echar a Ron "llevaba en marcha desde julio".

Más allá de las palabras de Higuera, un documento remitido por el cazatalentos Spencer Stuart a la Audiencia indica que la primera visita de Calderón se produjo el 14 de septiembre, dos meses antes de que se contratara oficialmente al 'headhunter' para buscar al sucesor de Ron. Fuentes próximas al consejo explican que fue para evaluar el proceso de selección de Pedro Larena, ejecutado dos meses antes, aunque otras fuentes apuntan que ya había maniobras para reducir el poder de Ron en Popular.

Reyes Calderón, el pasado año recibiendo el Premio Azorín de novela.
Reyes Calderón, el pasado año recibiendo el Premio Azorín de novela. Efe.

Calderón no hizo mención sobre el posible relevo de Ron u otros cambios en el consejo del 26 de octubre, en el que llegó a barajarse cesar al secretario del consejo, Francisco Aparicio y al vicepresidente, Roberto Higuera. Al contrario, las actas reflejan que una intervención centrada en cuestiones teóricas sobre gobierno corporativo: "El buen gobierno, que hoy se llama gobierno corporativo, trata de ser capaces no de alinear intereses sino de encontrar el bien de la entidad como el concepto del bien común", comentó de forma genérica.

Otro consejero, Jorge Oroviogoicoechea, relata en las actas que no fue hasta el 11 de noviembre cuando se puso sobre la mesa el proceso para sustituir a Ron. El 23 de noviembre se produjo una tensa reunión informal para comentar la situación a los consejeros, que obligaron a reiniciar el proceso. El 28 de noviembre Calderón aprovechó una reunión de la Comisión de Nombramientos para convocar a los independientes y dominicales y darles la lista de tres candidatos: Emilio Saracho, Manuel Pizarro y Ángel Rivera.

Presión de las autoridades

Calderón dio un día de plazo para estudiar a los candidatos. Los afines a Ron veían con mejores ojos a Pizarro, pero cedieron en favor de Saracho ante el bloqueo y después de recibir "numerosas comunicaciones de diversos reguladores y autoridades que por su parte fueron percibidas como cierta forma de presión ya que se les instaba a determinados", según Oroviogoicoechea.

En el consejo que se aprobó el nombramiento de Saracho, del 1 de diciembre de 2016, Calderón, la responsable del proceso, abandonó la reunión al poco de comenzar. Por su parte, el mexicano Ruiz agradeció a Ron "su amor por el banco". Apenas seis meses y cinco días después, Ruiz, Calderón y el resto de consejeros afrontaron otro consejo tenso, por la resolución del banco.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba