Marcos Sierravozpopuli autores
Marcos Sierra

Economía

Amazon y la estrategia de los operadores: engordar para morir

Desde hace sólo unos días se puede acceder a Prime Music sin pagar un sólo céntimo más. Dos millones de canciones a disposición del usuario 

Jeff Bezos, fundador de Amazon.
Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Amazon ha lanzado más ventajas para sus clientes Amazon Prime, esos que pagamos 19,95 euros al año por tener ciertaos beneficios, como el envío de los pedidos de forma más rápida o, desde hace meses, el acceso a Amazon Prime vídeo -el Netflix de la compañía-.

Desde hace sólo unos días se puede utilizar Prime Music sin pagar un sólo céntimo más. Dos millones de canciones a disposición del usuario. Un regalo para los oídos. Literal. La compañía anunció esta nueva función por correo electrónico a sus clientes Prime. En la misiva electrónica, además, se especificaba la gratuidad para Prime Reading. Cientos de libros electrónicos, de nuevo gratis, para los suscritos a Prime.

No hay madre que no diga que nadie da duros a pesetas. Ni tampoco que no acierte en sus predicciones. La mía siempre da en el clavo. Como la tuya.

Los clientes de Amazon Prime en EEUU pagaban hasta hace unas semanas 99 euros por el servicio. La compañía, de la noche a la mañana, ha subido 20 dólares el precio, que ya aplica en factura

Ofrezco más servicios, engordo al cliente, y luego adelgazo su cartera. Es una táctica más o menos conocida. Los operadores llevan en ello ya varios años. Aquí tiene usted más gigas de datos, aquí tiene una subida en la factura. ¿Cómo? Pero si yo no quiero más datos. Pues o lo toma o lo deja. Es que lo hago así, por las bravas.

Los clientes de Amazon Prime de Estados Unidos ya han pasado por el aro. Hasta hace unas semanas abonaban 99 euros, pero la compañía, de la noche a la mañana, anunció una subida de 20 dólares que ya aplica en factura. Sin remisión. No hay que olvidar que la compañía es norteamericana y que todo lo que hace en el país del dólar suele tener su réplica en el resto de lugares en los que opera.

Lo único que le pediría a Jeff Bezos, el fundador y CEO de Amazon, es un virgencita, virgencita, que me quede como estoy. Me gustaría tener la posibilidad de decidir. Estoy dispuesto a que me quiten beneficios como Prime Music, Prime Reading o Prime Vídeo, pero poder seguir recibiendo los pañales de mi hijo a tiempo. O las pilas alcalinas de mi viejo transistor, que es por lo que realmente pago Amazon Prime.

Pasen el domingo sin pensar en el lunes, no me sean agonías. Serán mucho más felices.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba