DÉFICIT

La Airef cree que el Gobierno no podrá acabar con el déficit público en cuatro años como promete

Sí está de acuerdo con las perspectivas de crecimiento económico y de creación de puestos de trabajo, y reconoce que la subida del Salario Mínimo Interprofesional no ha afectado al empleo

José Luis Escrivá, presidente de AIReF
José Luis Escrivá, presidente de AIReF APIE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) advierte de que el Gobierno no podrá cumplir su promesa de acabar con el déficit público (que a cierre de 2018 se sitúa en el 2,48% del PIB, lo que supone un agujero de 30.000 millones de euros) de aquí a diciembre de 2022, tal y como ha incluido en su Programa de Estabilidad ya remitido a Bruselas. 

La institución que preside José Luis Escrivá considera que la reducción del déficit que ha previsto el Gobierno en 2019, 2020 y 2021 -cuando espera que baje hasta el 2%, 1,1% y 0,4% del PIB, respectivamente- es factible, pero no cree que en el último año, 2022, se pueda cerrar hasta la situación de equilibrio (0%), así que cree que para ese año todavía seguirá existiendo un déficit de en torno al -0,5% de PIB (6.000 millones) en las arcas públicas. 

Esta previsión se debe a que aunque el Gobierno ha sido "prudente" en las previsiones que ha incluido en su cuadro macroeconómico, ha sido "demasiado optimista" en la parte fiscal: ya que sus ingresos están inflados y sus gastos mermados respecto a lo que ocurrirá en la realidad, según la Airef. 

En la parte de ingresos, el Gobierno espera que la recaudación aumente desde el 38,9% del PIB que representa a día de hoy hasta el 40,7% en el año 2022, es decir un incremento previsto de 21.600 millones de euros. La Airef, sin embargo, cree que este incremento será 3 décimas inferior, hasta el 40,4% del PIB, es decir, 3.600 euros menos de recaudación, tanto porque el ciclo no irá tan bien (-0,1%) como porque las medidas no aportarán tanto (-0,2%).

Partida a partida, la Airef cree que los impuestos directos (como el IRPF) recaudarán unos 7.200 millones de euros menos y que las cotizaciones sociales que pagan las empresas aportarán 2.400 millones menos de lo previsto. Por el contrario estiman que el IVA aportará más de lo previsto y que el Impuesto de Sociedades recaudará más o menos lo que prevé el Ejecutivo.

La Airef cree que el Gobierno ingresará menos y gastará más de lo que tiene previsto

Por el lado de los gastos, el Gobierno espera que el gasto púbico pase de suponer un 41,3% del PIB en 2018 a un 40,7% constante en 2020, 2021 y 2022. La Airef no está de acuerdo con esta previsión y apuesta a que el gasto se estancará en torno al 41% del PIB, ya que cree que el Estado gastará 2.400 millones más de lo que tiene planeado.

Si se suma el desvío previsto de los ingresos (3 décimas de menos) y de los gastos (2 décimas de más), el déficit público se situará en 2022 en torno al 0,5%, equivalente a 6.000 millones de euros.

Tampoco están de acuerdo con la previsión de reducción de la ratio de deuda pública sobre PIB, ya que la ven demasiado optimista. El Ejecutivo prevé reducirla desde el 97,1% actual al 88,7% en 2022, mientras que la Airef cree que bajará hasta el 91,1%. 

Reconocen su error: el Salario Mínimo no ha afectado al empleo

La Airef sí avala el cuadro macroeconómico del Gobierno: sus perspectivas de crecimiento del PIB, de las exportaciones e importaciones y de la creación de empleo.

En cuanto a este último punto, fuentes de esta organización han resaltado que "la proyección del Gobierno es factible" y han aprovechado para reconocer que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no ha tenido por el momento un impacto negativo en la creación de puestos de trabajo.

"La subida del SMI se anunció en octubre. Han pasado siete meses. Llevamos cuatro meses con un SMI de 900 euros y ya se pueden mirar los datos, aunque el análisis sea de momento provisional. Hemos analizado todos los datos y no encontramos ningún efecto negativo en estos cuatro meses de la subida del SMI", han asegurado esas mismas fuentes.

La Airef ha estudiado todos los datos de empleo de los primeros meses del año, ha comparado la evolución del empleo en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) - a los que no les afecta el alza del SMI- y la del Régimen General de asalariados, y también ha comparado los datos por comunidades autónomas.

Reconocemos que nos pasamos de negativos, en 2019 por el momento no encontramos ningún impacto"

Tenían un ránking de aquellas comunidades que podrían haberse visto más afectadas por la medida por el hecho de tener una mayor proporción de población cobrando el SMI, pero no han detectado ningún impacto en esas zonas. "No se ve ningún patrón que nos lleve a pensar que las Comunidades Autónomas más sensibles al SMI hayan tenido un comportamiento más desfavorable", concluyen.

La Airef reconoce que fue demasiado pesimista al estimar que la subida del SMI podría conllevar la creación de entre 40.000 y 125.000 puestos de trabajo menos que si no se hubiera producido. "Ahora reconocemos que nos pasamos de negativos en ese sentido. En el año 2019 por el momento no encontramos ningún impacto porcentual".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba