Economía

¿Qué riesgos correrá Air Europa con el Brexit ahora que pasará a ser de Iberia?

Las operaciones de la aerolínea española en el Reino Unido están aseguradas hasta el momento de la compra, pues pertenece al 100% a Globalia, una compañía española y, por tanto, comunitaria

Un avión de Air Europa.
Un avión de Air Europa.

La compra por parte de Iberia a Globalia de Air Europa anunciada este lunes cambia la situación de la aerolínea dirigida por Javier Hidalgo ante una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo. Y es que, de aprobarse y llevarse a cabo la operación en 2020, Air Europa podría tener la misma composición accionarial que su dueña, Iberia

Las aerolíneas deben cumplir con los requisitos de propiedad y control marcados por la Comisión Europea si quieren mantener sus rutas en la UE tras un Brexit duro, entre los que destaca la obligatoriedad de que más del 50% del capital social de la empresa esté en manos comunitarias. 

Hasta ahora no había ninguna duda de que Air Europa cumpliría con ese requisito. El accionariado de Globalia lo forman Juan José Hidalgo, con el 51,58%; Javier Hidalgo, con el 9,9%; Cristina Hidalgo, la otra hermana, con el 7,04%; María José, dueña del 5,14%; y la madre de los tres hijos, Avelina Gutiérrez, con el 5%. El restante 9% pertenece al hermano del fundador, Antonio Hidalgo.

El hecho de que una compañía se considere europea no depende de dónde tiene su sede, sino de quién ostenta la propiedad y control de la compañía. Es decir, que las acciones pertenezcan a ciudadanos comunitarios y que cuenten con la mayoría de los derechos económicos.

El complejo caso de Iberia

Iberia tiene una estructura accionarial mucho más compleja que la actual de Air Europa. Sus derechos económicos pertenecen al 100% a International Airlines Group (IAG), el holding anglo-español resultado de la fusión entre Iberia y British Airways al que se han sumado después otras aerolíneas como la también española Vueling.

Miguel Nieto, socio de Andersen Tax & Legal, explica a Vozpópuli que el hecho de que IAG cotice en Bolsa hace difícil identificar si sus acciones se encuentran o no mayoritariamente en manos comunitarias. De hecho, el primer accionista del grupo es Qatar Airways con el 21% del capital, seguido de los fondos de inversión norteamericanos Capital Research, con más de un 10%, y Europacific Growth Fund (EUPAC), con un 5,2%; y la gestora Invesco Limited, una de las mayores del mundo, con un 2%. 

IAG anunció en febrero que ha limitado al 47,5% el capital de la empresa en manos de personas de fuera de la Unión Europea para blindar sus operaciones en los países miembros, pero Bruselas debe dar el visto bueno a los planes de contingencia de todos los operadores del grupo. 

Iberia, en su plan, se escudaba en que El Corte Inglés posee la totalidad de los derechos políticos de IB Opco (Iberia) a través de Granair, una filial del gigante de la distribución. Sin embargo, los derechos económicos están en manos de IAG, por lo que El Corte Inglés asegura que "no ostenta el control sobre IB Opco", la compañía a través de la cual se hará efectiva la compra de Air Europa.

"IAG es quien debe adaptar su accionariado al ser el propietario último y mayoritario de las aerolíneas" del grupo al que pertenecerá en un futuro Air Europa

Desde IAG siempre han mantenido que sus compañías se ajustan a las exigencias de la UE. "En el mes de abril las aerolíneas de IAG presentaron sus planes sobre propiedad y control a las respectivas autoridades nacionales en España, Irlanda, Francia y Austria. Los reguladores de estos países confirmaron que los planes cumplen con la normativa aplicable sobre propiedad y control de la Unión Europea en caso de un Brexit sin acuerdo", aseguran.

Nieto explica que "la normativa comunitaria permite el libre tráfico dentro de Europa sólo a las empresas comunitarias, mientras que el resto tienen que firmar un convenio internacional con Bruselas". En este sentido, "si no hubiera pacto y se considerara que IAG es extracomunitaria, tendría que llegar a un acuerdo internacional para operar en los países miembros. 

De todos modos, la Comisión Europea ha dado a las compañías aéreas hasta el 24 de octubre de 2020, para adaptar su accionariado al reglamento y seguir operando en la Unión Europea en caso de una salida abrupta del Reino Unido.

Fuentes cercanas a la multinacional también señalan a Vozpópuli que "si algo se torciera, IAG es quien debe responder y hacer nuevas propuestas de organización, al ser el propietario último y mayoritario de las aerolíneas" del grupo al que pertenecerá en un futuro Air Europa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba