Infraestructuras

Abertis compra el mayor operador de autopistas de México por 1.500 millones sin endeudarse

La concesionaria española, en alianza con el fondo de Singapur GIC, se ha hecho con el 70% de Red de Carreteras de Occidente, que opera ocho autopistas en México con una extensión conjunta de 876 kilómetros

El nuevo consejo de administración de Abertis, nombrado el pasado diciembre
El nuevo consejo de administración de Abertis, nombrado el pasado diciembre

Abertis ha cerrado su primera gran operación desde que su capital pasó a estar controlado por Atlantia y ACS. La concesionaria española ha adquirido la mayoría del capital de Red de Carreteras de Occidente (RCO), el mayor operador de autopistas de México, en una operación que le supondrá un desembolso de 1.500 millones de euros, que afrontará sin recurrir a deuda adicional. La adquisición, realizada en alianza con el fondo de Singapur GIC, supone la entrada de Abertis en México.

El consorcio que han conformado ambas sociedades ha comprado el 70% de RCO que Goldman Sachs había puesto a la venta y por el que también pujaban fondos como Blackstone. Abertis pasará a controlar el 50,1% de la concesionaria mexicana, por lo que consolidará los resultados en sus cuentas. El 30% que no pertenecía a Goldman Sachs seguirá en manos de diferentes fondos de pensiones mexicanos.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abertis ha especificado que la adquisición, aun pendiente de diferentes autorizaciones, se financiará con efectivo disponible y con préstamos ya existentes, por lo que no tendrá que recurrir a incrementar su endeudamiento.

En un comunicado oficial que da cuenta de los detalles de la operación, Abertis estima en 375 millones de euros el impacto que hubiera tenido RCO en el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía en el pasado ejercicio, algo más de un 10% del registrado por la compañía. La aportación al capítulo de ingresos hubiera sido superior a los 410 millones de euros.

Entorno estable

La compra de RCO permitirá además a Abertis alargar la vida media de las concesiones que tiene actualmente en cartera. El vencimiento de las concesiones de la sociedad mexicana se sitúa en el horizonte de los años 2040 y siguientes salvo en dos de los casos, en los que el periodo concesional finaliza a mediados de la próxima década.

México ofrece a Abertis un marco regulatorio despejado y entorno tarifario estable, vinculado a la evolución de la evolución de los precios de consumo. Además, RCO se financia a través de emisiones de deuda que cuentan con una calificación de grado de inversión otorgada por la agencia Standard & Poor’s.

A mediados de semana, la agencia internacional Bloomberg situaba a Abertis y GIC como los principales candidatos a hacerse con el activo, aunque la decisión final por parte de Goldman Sachs no se había tomado en aquel momento.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba