Economía

Abanca fía la comunicación de la crisis de Banesco al twitter de su presidente

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, abandonó su cargo en el banco gallego la pasada semana tras la intervención en Venezuela de Banesco, la primera entidad financiera del país y que también preside. "El sistema de pagos en Venezuela está próxima al colapso", dice

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca y Banesco.
Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca y Banesco. Efe.

Twitter se ha convertido en la única herramienta de comunicación de la que por ahora va a echar mano Abanca para informar sobre la abrupta salida de Juan Carlos Escotet de España y de la presidencia del banco gallego.

Desde que el pasado jueves Abanca informará a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de la voluntad de Escotet de "ausentarse temporalmente en sus funciones de presidente no ejecutivo para atender y apoyar a los equipos de sus empresas en Venezuela ante la gravedad de los hechos políticos que allí acontecen", las únicas noticias del propietario de Abanca disponibles son los tweets que este publica en su cuenta. 

La entidad gallega trata en todo momento de desvincular radicalmente la situación de Banesco de Abanca, a pesar de que las dos entidades financieras tengan como principal accionista a Juan Antonio Escotet. La intervención por parte del Gobierno de Nicolás Maduro de Banesco, el primer banco privado del país, ha provocado esa renuncia temporal a la presidencia de Abanca y que el financiero viajara a Caracas entre el viernes y el sábado para hacerse cargo de la situación.

El último tweet de Escotet es del 4 de mayo, día en el que colgó una carta "a mis compañeros de Banesco, a los clientes y a la opinión pública". En ella asegura que la intervención de Banesco -decidida por la dictadura venezolana en una supuesta operación contra entidades financieras por operaciones ilícitas- es "desproporcionada" y "no se corresponde con los hechos". El presidente de Abanca advierte que el "sistema de pagos de Venezuela está cada día más próxima al colapso".

Ese mismo día 4 de mayo Banesco publicó un comunicado elaborado por la nueva administración de la entidad, nombrada durante los próximos 90 días e impuesta por Maduro. "Este proceso tiene el objetivo de preservar los intereses de la República, la estabilidad del Sistema Bancario y financiero nacional y los derechos e intereses de los ahorristas, depositantes, clientes y accionistas del Banco", anunció la entidad. "El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, por órgano de la Junta Administradora garantiza la normalidad, continuidad, fluidez y transparencia de las operaciones ante los clientes y usuario del Banco", añadió.

La aparente normalidad con la que el Gobierno de Venezuela ha informado sobre la toma de control de Banesco contrasta con la lectura de los hechos tuiteada por Escotet. El empresario y financiero dice que la dirección del banco venezolano fue convocado en las oficinas centrales el pasado 2 de mayo, y que una vez allí se presentaron "funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar, algunos encapuchados y con armas largas".

Fuentes cercanas a Abanca explican que mantienen contacto con Escotet y que este se encuentra "bien", pero que en estos momentos "no sabe cuánto tiempo va a estar allí, ni qué puede pasar, su objetivo es quedarse hasta que esté todo solucionado". Por ahora "la única comunicación que se va a realizar son los tweets que escriba Escotet", indican.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba