Infraestructuras

AENA invertirá 1.571 M. hasta 2026 en un plan para Barajas sin conexión con el AVE

El aeropuerto madrileño incrementará un 16% su capacidad máxima, hasta 80 millones de pasajeros. Se ampliarán los edificios de las terminales 4 y satélite y se reformará el de las terminales 1,2 y 3. Sin embargo, el plan no incluye la conexión con la alta velocidad, que aún está demasiado verde

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. EFE

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas sufrirá su a partir de comienzos del próximo año su mayo transformación desde la construcción de la Terminal 4. El plan director 2017-2026 diseñado por AENA y el Ministerio de Fomento contempla una inversión de 1.571 millones para incrementar la capacidad de la principal infraestructura aeroportuaria del país, que podrá albergar hasta a 80 millones de pasajeros, un 16% más que hasta ahora. Sin embargo, el plan no incluye la deseada conexión con la alta velocidad aunque el ministro de Fomento aseguró que llegará.

Precisamente fue Íñigo de la Serna el encargado de presentar el plan director de Barajas en la T4, la que se llevará buena parte de la inversión prevista. El titular de Fomento indicó que la cuestión de la conectividad con la alta velocidad aun no presenta el suficiente grado de madurez como para ser incluida en el plan.

"Trabajamos en el Ministerio para resolver el problema de falta de conectividad con el AVE, aunque podemos asegurar que se hará", apuntó De la Serna, que hizo mención los trabajos que está llevando a cabo el Ministerio y empresas de su grupo como Renfe y Adif.

Buena parte de la inversión se destinará a la ampliación de los edificios de la T4 y la satélite. Un total de 640 millones de euros para convertir algo más de 135.000 metros cuadrados en nuevas instalaciones, que permitirán adecuar el tamaño del aeropuerto a las nuevas necesidades generadas especialmente por el incremento de pasajeros y por el aumento de la cifra de los llegados desde el exterior.

El plan también contempla la remodelación de las terminales 1,2 y 3, a lo que se destinarán 234 millones de euros. Está previsto que estas obras se inicien en 2019 y finalicen cinco años después.

Actuaciones derivadas del DORA

De las inversiones del plan director, 531 millones se corresponden con lo que ya estaba previsto por la entrada en vigor del DORA. Además de la remodelación de las terminales antiguas, que afectará especialmente a la zona de facturación y recogida de equipajes, también se incluye la construcción de plataformas de estacionamiento en remoto, seis puestos de aeronaves de gran tamaño cerca del edificio de la terminal satélite y una estación para autobuses, a la que se destinarán ocho millones de euros.

En esos 531 millones también se incluyen las inversiones para otro tipo de obras, como una planta fotovoltaica para abastecer el aeropuerto con energía limpia, la instalación de puntos de carga para coches eléctricos en todas las plantas de los aparcamientos y también de gasolineras.

El objetivo del plan director es adaptar las infraestructuras del aeropuerto para adecuarlas a la demanda, mejorar la conectividad con la ciudad de Madrid y la calidad de las infraestructuras, fomentar la intermodalidad y, por último, integrar todas las variables ambientales para que los proyectos sean sostenibles.

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas registró el pasado año una cifra de 53,4 millones de pasajeros, su mayor registro de los últimos diez años. Además, acumula 49 meses consecutivos de crecimiento en el número de usuarios. El negocio aeroportuario aporta algo más de un 9% del PIB de la Comunidad de Madrid y genera una actividad económica valorada en unos 40.000 millones de euros anuales.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba