La carrera musical del grupo ‘Taburete’ está imparable y eso que sólo llevan dos años. El hijo de Luis Bárcenas y Antón Carreño, el nieto de Gerardo Díaz Ferrán, el que fuera presidente de la CEOE, lograron llenar las casi cerca de 17.000 localidades del WiZink Center de Madrid, conocido como el Palacio de los Deportes. El aforo previsto por la banda tuvo que ser ampliado para cubrir la demanda de las entradas solicitadas.

Se trata de todo un éxito y algo que no todos los grupos logran hacer. Entre las decenas de fans se encontraba el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, que fue captado por el objetivo de las cámaras, que disfrutó como uno más de la música y el cante de Willy. Siempre que toca en la capital, su padre hace un hueco para ir a verlo y disfrutar de su música.

El grupo no ha parado de cosechar éxitos desde que a finales de 2014 comenzaron a tomárselo no sólo como un hobby. Cuando lanzaron su primer álbum, su padre, Luis Bárcenas, ya estaba en libertad, lo que le permitió disfrutar de la música de su hijo como un fan más.