Sara Carbonero está viviendo una época de cambios. A su reciente separación de Iker Casillas, a su regreso a Madrid y a su nuevo trabajo en la radio se ha sumado una sorpresiva decisión laboral: la venta de su empresa de moda, Slowlove, a un gigante textil. 

Tal y como reveló Vozpópuli en exclusiva, la periodista ha vendido su marca a Tendam, propietario de otras marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro o Women'Secret, quien pasará a ser el accionista mayoritario de la empresa de moda que Sara Carbonero fundó en 2015 junto a la presentadora de Informativos Telecinco –y gran amiga suya– Isabel Jiménez.

A pesar de que ellas no se desvincularán del todo, ha causado gran impacto esta decisión empresarial y económica, que llega en pleno huracán mediático provocado por su divorcio. Ante el revuelo suscitado tras la información publicada por este medio, Sara se ha visto obligada a pronunciarse públicamente.

Sara Carbonero se pronuncia acerca de la sorpresiva venta de su empresa, Slowlove

Horas después de que este medio publicase la noticia, y después de que el resto de periódicos nacionales se hiciera eco, la periodista se ha pronunciado en su perfil personal de Instagram con unas palabras y una imagen de la próxima campaña de Slowlove.

Estamos felices. Gracias a Tendam pero, sobre todo, al equipo Cortefiel por confiar y creer en un proyecto tan bonito y ser parte ahora de su dirección operativa

"Podríamos ser la portada de un disco, pero no… Felices de poder compartir que ya somos parte de la familia Tendam. Isabel y yo seguiremos al frente de la Dirección creativa de Slowlove y continuaremos apostando por la moda 100% sostenible y esa filosofía tan nuestra del ‘slow life’. Gracias a Tendam pero, sobre todo, al equipo Cortefiel por confiar y creer en un proyecto tan bonito y ser parte ahora de su dirección operativa", ha escrito Sara Carbonero en su perfil de Instagram.

Una venta que nadie esperaba

Tendam ha entrado como accionista mayoritario en la compañía y se ha hecho con el control de la misma. Con este movimiento, y tal y como ha confirmado Sara Carbonero, las dos fundadoras de la marca se mantendrán al frente de la dirección creativa, mientras que será Tendam, a través de su presidente y consejero delegado, Jaume Miquel, quien administre la firma.

Cabe destacar que desde el verano pasado Cortefiel colaboraba con la marca de las conocidas presentadoras, con quienes lanzó algunas colecciones. A principios del mes de abril, además, ofrecerá la colección de primavera/verano en las tiendas de Cortefiel y Pedro del Hierro.

La compra de Slowlove es por tanto parte del proceso de crecimiento externo que está llevando a cabo el grupo, que se hizo a finales de 2019 con Hoss/Intropia y que lanzó hace unos días High Spirits, de la mano de la influencer María Pombo. Además de las marcas propias, desde el pasado septiembre, la compañía funciona también como un marketplace, a través del cual vende marcas de terceros (como Levi's o Jack&Jones) en sus tiendas online.

Sara Carbonero e Isabel Jiménez lanzaron Slowlove en 2015, dirigida a mujeres interesadas por la moda sostenible y por un estilo "folk urbano". Según sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, la empresa facturó 370.330 euros en 2019, cuando registró unas pérdidas de cerca de 75.000 euros.

Tendam, por su parte, está presente en más de 70 países y más de 1900 puntos de venta; distribuye tanto a través de tiendas propias, comercio electrónico y franquicias. El grupo, uno de los principales en el segmento de las cadenas especializadas en Europa, cuenta con más de 800 tiendas entre España y Portugal.