Se trata del primer viaje de cooperación en Senegal de la Reina Letizia, que ha acudido en solitario, sin el rey Felipe VI, a un viaje que durará cuatro días. La monarca aterrizó el pasado martes en Dakar pasadas las 20:00 horas y lo hizo con un conjunto reciclado, que ya estrenó el pasado mes de septiembre en Tenerife, sin mangas, -luciendo brazos-, de punto con estampado a rayas blanco y negro de la firma Hugo Boss, que estrenó el pasado mes de septiembre. Los salones eran negros de Magrit, el bolso de Uterqüe y sus pendientes de estrellas de Chanel. A pesar de las horas del viaje, charló animadamente con la primera dama, Marieme Faye. (No te pierdas la galería de los estilismos de Letizia en el viaje).

Letizia recicló un vestido de Hugo Boss.

Al día siguiente, Letizia Ortiz visitó la Oficina Técnica de Cooperación de la AECID en Dakar y el ‘Aula Cervantes’ de la Universidad Cheikh Anta Diop donde posó y se hizo selfies con algunos de los allí presentes. Para esta jornada apostó por un estilo working total, vistiendo con un traje blanco de Hugo Boss, que ya se ha puesto en más ocasiones, con una blusa negra con estampado de pata de gallo de Carolina Herrera. Como zapatos, unos peep toes de ante de Magrit.

Después, se cambió de ropa para almorzar con la primera dama, Marieme Faye en el hotel Terrou-bi. Para la ocasión, se decantándose por un vestido verde de Carolina Herrera de napa, con encaje y flores pintadas que estrenó en su viaje oficiala Japón. Un look que completó con salones en color nude de Magrit a juego con el bolso, con print de serpiente, también de la misma firma. Después se trasladó a la sede de la Cruz Roja donde fue recibida con cánticos tradicionales por un grupo de voluntarios.

En el acto se habló en francés, un idioma que parece hablar a la perfección Letizia Ortiz ya que no se le vio con traductor. Después charló con algunos de los cooperantes de la organización. Tras ello, Faye y Letizia se trasladaron a la residencia del embajador de España en Dakar donde tuvo lugar una recepción con representantes de la Cruz Roja en Senegal.

En su tercera jornada, se desplazó hasta Ziguinchor, donde fue recibida por varias autoridades, entre los que se encontraba el alcalde de la región, Abdoulaye Balde, y donde Letizia pudo darse un baño de multitudes.

Después visitó la Facultad de Medicina de la Universidad de Assane Seck donde la recibieron con un grupo de música y danza tradicional. Aquí han tratado temas tan relevantes como poner freno a la práctica de la ablación que existe en esta región.

Para este día Letizia escogió un look más informal y cómodo de pantalón blanco de Massimo Dutti y camisa verde abotonada y con bolsillos, que ha estrenado en este viaje. Esta vez optó por llevar el pelo recogido. Un look que ha recordado a los estilismos de Lady Di en sus viajes también de cooperación.

Después, por la tarde, visitó la granja  agroecológica familiar Naatangué, ubicada en la comuna de Oussouye, en la región de Casamance. Después regresará a Dakar, donde tiene otros actos previstos. (No te pierdas la galería de los estilismos de Letizia en el viaje).

Letizia se ha dado baños de multitudes en Senegal.