En medio del escándalo por la investigación que se le ha abierto al rey Juan Carlos por fraude fiscal y blanqueo, los reyes Felipe VI y Letizia van retomando poco a poco su agenda oficial tras haber estado confinados por el coronavirus casi tres meses. 

Este viernes los monarcas han asistido a una reunión con el Centro de Creación Contemporánea Matadero Madrid cuya reapertura será el próximo lunes 15 de junio, en la que han coincidido con el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

Durante la visita a las instalaciones, los Reyes han recordado las dos últimas muertes que han sacudido el mundo de la cultura, la del cantante de Jarabe de Palo, Pau Donés, y la de la actriz Rosa María Sardà. Los dos han fallecido a causa del cáncer.

Para la ocasión, Letizia Ortiz ha estrenado un nuevo vestido 'low cost' de 80 euros que le sentaba como un guante. Quizás, lo tenía en el armario desde hace tiempo y no había podido estrenarlo hasta ahora por el estado de alarma, como les ha pasado a muchos con su ropa. 

Los Reyes, en Matadero Madrid.

El vestido está a la venta aún

El vestido de la Reina es un diseño entallado y midi en punto de canalé de color azul oscuro con escote en 'V', de la firma Massimo Dutti, una de las marcas favoritas de Letizia Ortiz

Actualmente, se puede encontrar a la venta a través de la tienda online de la marca por 79,95 €, y, de momento, está disponible en todas las tallas, de la XS a la L, aunque debido al 'efecto Letizia', podría agotarse enseguida.

Los zapatos los tiene en siete colores diferentes

El estilismo lo ha completado con unos también estrenados zapatos destalonados con estampado de serpiente. Este modelo de 'stilettos' de Carolina Herrera, acabados en punta y con tacón fino, le gustan tanto a la Reina que los tiene en siete colores diferentes: negro, rojo, beis, camel, azul marino y fucsia con efecto cocodrilo. 

Este 'look' de Letizia, tanto el traje como los zapatos 'animal print', le ha llevado a acaparar todas las miradas. El vestido, además, le quedaba como un guante debido a su efecto 'fit' que realza su figura

Como complementos ha llevado su inseparable anillo dorado de Karen Hallam y unos pendientes en forma de daga de Gold&Roses. Esta vez ha preferido ir sin bolso para estar más cómoda. 

La Reina ha estrenado vestido y zapatos.