Laura Matamoros lo tiene claro. Quiere seguir los pasos de su tía Mar, tal y como recoge GRITOS según todos los datos que recopilamos hoy aquí.

A Laura le gusta mucho la farándula. Ser objeto de discusión entre fotógrafos y periodistas –como la que saltó este verano con Luis Rollán- e incluso, es capaz de renunciar a su primer apellido para lograr alcanzar sus metas.

Contradictoria también. Porque hace apenas unos meses decía en una de sus entrevistas de Telecinco que ella es “Laura Matamoros Flores” y que no quería cambiarse los apellidos si le dieran a elegir. Así se lo hizo saber al presentador Jordi González cuando le preguntó muy directamente sobre este asunto y a raíz de todos los dramas que nos han vendido, hasta la saciedad, el clan Matamoros tras el paso de Laura por ‘GH VIP’.

Pero la hija de Kiko Matamoros y Marian Flores ve más allá. O eso se cree, al menos. Mientras rechazaba una entrevista en ‘Sálvame Deluxe’ tras salir de la casa de Guadalix porque, según sus cláusulas, “no le pagaban lo suficiente” tal y como comentaron los propios compañeros del programa de Mediaset, la hija del colaborador Kiko Matamoros tiene puestas sus miras en su tía Mar Flores y en lograr llegar hasta donde ella ha llegado. Cabe reseñar el dato de que ‘Sálvame Deluxe’ paga un máximo de 60.000 euros por entrevista (de una hora de duración y con publicidad). Pero a ella no le debió parecer suficiente.

60.000 euros no son nada a la sombra de Mar, quien por su parte, ya tuvo su blog de belleza y moda en Telva, hasta que Unidad Editorial decidió poner punto y final a su andadura bloguera en su revista más ‘fashionista’. La ex mujer de Javier Merino se quedó sin marido y sin blog. Y entonces llegó la oferta de ¡Hola!, pese a que solo unos meses antes, Mar renunciara a hacerse una fotografía con el ‘¡Hola! Fashion’ entre sus manos. Los de Telva “la matarían”. Esto fue hará cosa de dos años.

‘¡Hola!’, por su parte, no ofrece más de 6.000 euros mensuales por colaboración en su versión web y, más concretamente, en su listado de blogs. Pero para Mar es suficiente. Postea dos artículos sobre sus proyectos, moda y belleza, cada semana –una media de un post cada tres o cuatro días- y lo hace desde el pasado 9 de mayo de 2016. Y así, Mar Flores continúa estando presente en el maravilloso mundo ‘online’, enseñando trapitos y últimas tendencias en un mundo deseoso por saber sus aventuras y desventuras amorosas.

Por su parte, a ¡Hola! no parece importarle tanto el contenido, como su imagen de marca. Tampoco pueden pagar las cifras de antaño. Algo que no era así antes, con su anterior director y en tiempos previos a la crisis. 

Por eso, ambas partes están de acuerdo en que ‘Persiguiendo a Mar’ siga adelante. Todos, incluyendo a la sobrinísima, Laura Matamoros Flores, que reduce así su primer apellido a una ‘M’ con el objetivo de que, un día no muy lejano, pueda mudar el actual blog que tiene en ‘Semana’ –un sucedáneo del de su tía-, a la grandísima cabecera por excelencia del mundo del ‘cuore’.

¿Lo conseguirá? Por lo pronto, Laura ya tiene nuevo novio -el cocinero Benji Aparicio-, al igual que su tía -enamorada de nuevo del empresario mexicano Elías Sacal- y también un exclusivo reportaje fotografiado en Marrakech que ha hecho posible su sueño de meter cabeza en la citada cabecera.

Pero, como Laura M. Flores, claro. Y es que, nunca un apellido fue tan lastre para conseguir alcanzar un sueño. Uno  que, no nos cabe duda, terminará viendo cumplido, de maravilla y con sobresaliente. ¿No lo creen?