Patricia Conde ha sido multada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por deducirse el IVA de diversos gastos a través de su sociedad Creative Management y Producciones. Entre las cosas que se ha querido ahorrar figura el impuesto de su reforma de su casa en La Moraleja, su coche, ropa interior, perfumes, maquillaje, móviles y muebles, según la sentencia recogida por Cinco días.

'Traicionada' por sus porteros

La declaración de los porteros de la presentadora fue crucial, ya que la presentadora había recurrido la multa alegando que el piso asociado a la compañía no era su residencia habitual, sino que era de la sociedad. Sin embargo, los porteros de La Moraleja confirmaron a las autoridades que la vivienda asociada a la compañía era "la residencia habitual" de Patricia.

Patricia Conde en una imagen de 2018

En cuanto al resto de gastos que se ha intentado deducir, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha tumbado todos, pues considera que ni el maquillaje, ni el vestuario, ni la reforma, ni los coches... eran necesarios para el desempeño de su profesión.

Una abultada multa

La Agencia Tributaria recurría 77.681,47 euros por las liquidaciones de IVA de 2007 y 2008 y además puso una multa a la sociedad de Patricia Conde por 58.180,17 euros, por deducirse las cuotas de IVA soportadas en la compra y reforma de un piso en La Moraleja así como la de gastos de vestuario, tratamientos de belleza y cosméticos.

Patricia Conde en una imagen de 2018

La presentadora apareció en 2017 en la lista de morosos de Hacienda con una deuda de 1,3 millones, que alcanzó los 1,8 millones en 2018 por los intereses.