Javier Ortega Smith ya ha pasado la frontera de los 50. En concreto, hace dos años. El secretario general de Vox desde 2014 y diputado en la XIII legislatura del Congreso presumía hasta ahora de una abundante cabellera, casi tanta como la de su amigo y compañero Santiago Abascal.

Pero desde hace un meses, Ortega Smith ha empezado a notar que su cabello cada vez brilla más por su ausencia. El cambio de un año a otro es notable. ¿Qué le ocurre? ¿Es sólo la edad?

Ortega Smith (Vox) comienza a perder pelo: ¿qué le ocurre?

La alopecia masculina se inicia a los 20-30 años de edad, mientras que la calvicie completa se produce hacia los 50 años. Ortega Smith lleva, entonces, desafiando al tiempo más de veinte años. A sus 52 años aún puede presumir de tener un cabello frondoso, aunque lo cierto es que poco a poco va desapareciendo.

En una de sus imágenes recientes se observa este cambio. Su habitual peinado dejaba al descubierto unas visibles calvas que antes no estaban:

Ortega Smith en una imagen reciente Redes

¿Estrés o edad?

El estrés físico o emocional puede causar la caída de la mitad hasta tres cuartos del cabello en el cuero cabelludo. Este tipo de pérdida de cabello se denomina efluvio telógeno. Este año, a consecuencia de la covid, los profesionales del cabello han notado que los españoles hemos perdido más pelo.

Moncho Moreno, propietario de dos salones de belleza en Madrid, ha confirmado a Vozpópuli que "la ansiedad e inseguridad a la que nos sometió el estrés por estar metidos en casa ha causado una fuerte de caída del cabello. Desde entonces hemos podemos vivir dos situaciones, una caída en masa o notar que el cabello no crece lo suficiente". Por ello aconseja "volver a la peluquería para fortalecer el cuero cabelludo, oxigenar y realizar un buen corte" y "hacer mucho hincapié en la alimentación, ya que tiene más importancia de la que nos pensamos". 

Ortega Smith antes (izda) y ahora (dcha) Gtres / Vozpópuli

Puede que el estrés y la ansiedad sea el caso de la caída del cabello de Ortega Smith, aunque tiene pinta de ser únicamente consecuencia del paso del tiempo.

Además, ahora debería estar menos estresado y más equilibrado, pues vive en el amor junto a Paulina Sánchez del Río Nájera, una ejecutiva mexicana, de unos 40 años, que trabaja como directora de comunicación de HSBC para España, Italia, Portugal, Israel y Sudáfrica. Ambos están tan bien que planean casarse pronto.

La novia de Javier Ortega Smith, Paulina Sánchez del Río Nájera
La novia de Javier Ortega Smith, Paulina Sánchez del Río Nájera. Facebook

Qué podría hacer para frenar la caída del pelo

Si el de Vox no está cómodo con su nuevo aspecto, debería ver qué está causando su estrenada calvicie. Podría realizarse un chequeo médico, para descartar posibles afecciones que le estén provocando la pérdida de cabello. Si la caídal de pelo fuese consecuencia de la edad, una opción inteligente podría ser la de revisar su alimentación.

También sería buena idea que incluyera en su dieta los alimentos que ayudan a mantener el cabello en su sitio y que evitan la caída masiva de mismo, como son los vegetales de hoja verde, el marisco, los frutos secos, los huevos, el pescado graso y las legumbres, entre otros.

Ortega Smith antes (izda) y ahora (dcha) Gtres / Vozpópuli

Otra opción, pero más costosa, sería un injerto capilar. Son muchos los famosos y políticos que han recurrido a esta técnica, como José Bono, Bertín Osborne, Raphael, Rafa Nadal, Iván Redondo o el mismísimo Santiago Abascal.

Cada vez son más las personas que optan por someterse a este tratamiento, que se ha normalizado totalmente. Si fuera del interés de Ortega Smith, debería acudir a una clínica y comprobar primero si puede realizarlo: "Algo que mucha gente desconoce es que no siempre se puede hacer un trasplante capilar, ya que para que tenga éxito se tiene que contar con una buena zona donante", explica el doctor Eduardo López Bran, médico especialista en dermatología capilar con más de 30 años de experiencia. "Contar con una zona donante es tener una zona donde el cabello todavía crezca con fuerza y pueda ser trasplantado a otra zona de la cabeza", añade a este medio.

Lo anunciaba ya La Codorniz | El blog de Santiago González

Veremos si al final el abogado de formación pasa por boxes como algunos de sus colegas o si, simplemente, acepta el cambio que está experimentando su cuerpo, como tantos otros.