Miriam Sánchez, conocida como Lucía Lapiedra cuando era actriz porno, ha vendido sus prótesis mamarias. Ella misma puso el anuncio ofreciéndolas en la cuenta de Twitter. “Vendo mis implantes de silicona a pornófilos, fans de Lucía Lapiedra. Son sus tetas. Las envío por correo por 500 euros. ¿Quién da más?”.

La ex de Pipi Estrada decidió deshacerse de sus implantes y reducir su talla de 110 a 85 tras sufrir varios problemas de espalda por el tamaño del pecho. Después de la operación, que fue en ha compartido una imagen ya sin las prótesis.

La persona que ha comprado los implantes se llama Rufo y es uno de sus fans. Él mismo ha relatado cómo se le ocurrió la idea: “Empezó como una broma, pero cuanto más lo pensaba, más me apetecía tenerlas. Además, hablando con Miriam por privado me cayó bien y descubrí a una mujer encantadora”, ha comentado en la revista ‘Vice’.

Rufo explica que ahora tiene expuestos en su habitación y plastificados los dos implantes de 550 centímetros cúbicos, para que no se deterioren. “Cada vez que vienen visitas, los guardo, aunque intento evitar que los toque nadie”.

por su parte, Miriam, de 36 años, mantiene una vida alejada de los focos mediáticos desde hace tiempo y tiene una relación con el bailarín Cristo Vicancos. Ahora su mayor deseo es convertirse en actriz y dedicarse a la interpretación.

Miriam ha publicado una imagen tras quitarse las prótesis

https://twitter.com/miriamsan81/status/823996380805033984