[Actualización 23/06/21: Muere Mila Ximénez a los 69 años]

El estado de salud de Mila Ximénez continúa siendo delicado y la preocupación va en aumento según pasan los días, también debido a que no se da ninguna última hora oficial por parte de sus familiares o amigos, muchos de ellos compañeros de 'Sálvame'.

Los hermanos de la periodista así como su hija, Alba Santana, que llegó la semana pasada de Ámsterdam donde reside, continúan a su lado en su casa, dándole todo el cariño y el apoyo que pueden en estos momentos tan delicados.

Según se publicó, Mila fue sedada el jueves pasado. La preocupación y tristeza de la familia es tal, que son incapaces de hacer algún tipo de declaración ante las cámaras que se encuentran apostadas en su domicilio del barrio de Chamartín. Algo totalmente comprensible, al igual que el silencio que mantienen desde el programa de Jorge Javier Vázquez. Todo por respeto a Mila y su familia.

Además hay que sumarle que los hermanos y cuñados de la sevillana están decepcionados con algunas revistas y medios que ya tenían preparadas desde el pasado viernes sus portadas dedicadas a Ximénez, despidiéndose de ella. Incluso algunas pensaron en adelantar su publicación unos días.

La familia considera que se han traspasado todos los límites y solo han mirado por las ventas sin tener en cuenta que aún no se ha muerto. Sobre todo les ha sentado peor que una de las revistas que lo haya hecho haya sido la revista 'Lecturas', donde Mila escribía un blog semanal.

Mientras todo a su alrededor sigue siendo una incertidumbre, lo cierto es que Mila Ximénez pasó de mostrarse muy esperanzada con el tratamiento y su enfermedad al principio, a poco a poco ir decayendo su estado de ánimo sobre todo después de que se quedó postrada en la cama todo un mes.

Mila Ximénez se pasó un mes postrada en la cama
Mila Ximénez se pasó un mes postrada en la cama Gtres

Mila Ximénez: "De esta salgo, no va a poder conmigo este bicho ni de coña"

La periodista desveló que tenía cáncer de pulmón hace un año, en junio de 2020. Entonces se mostró preocupada pero optimista, y entre lágrimas dijo: "Me ha tocado y vamos a salir de esta". "Un tumor de mierda no me va a parar la vida, ni de coña", sentenció.

Semanas después señaló en una revista que la enfermedad se había extendido: "Tengo metástasis en los pulmones, el hígado y más partes".

Según relató todo comenzó a raíz de unos fuertes dolores en la espalda. "Yo tengo el tumor más grande localizado en el pulmón, y a mí lo que me avisó fue el dolor de la costilla. En principio pensé que me había hecho un esguince", declaró en televisión. 

De esta salgo, no va a poder conmigo este bicho ni de coña

Ximénez siempre ha sido consciente del camino duro y difícil que tenía por delante con esta dura enfermedad pero tenía esperanza en que saldría victoriosa de esta complicada batalla. "De esta salgo, no va a poder conmigo este bicho ni de coña. A mí un tumor no me va a parar la vida. Esto es un reto que me ha puesto la vida y también un obstáculo, pero lo voy a ganar. ¿Quién ha dicho que la vida era fácil?".

Sin embargo, su ánimo y esperanza fueron disminuyendo con el tiempo. Mila iba estando más delicada de salud, había perdido bastante peso y se la veía mucho más débil y con dificultades de movilidad. Desde su entorno comentaban que le dolían mucho los huesos, no podía peinarse y le costaba mucho todo. Este es el motivo que la llevó a estar alejada de la televisión desde hace meses.

En los últimos meses, estaba muy desanimada: "Si me dicen que va para largo, se acabó el tratamiento, lo que dure"

La última aparición en televisión de Mila fue el pasado mes de marzo en Telecinco tras un mes de ausencia en el plató ya que el tratamiento de la quimioterapia le mantuvo todo este tiempo en la cama, como ella misma confesó en 'Sálvame'.

Se mostró más desanimada de lo habitual, el camino le estaba resultando "muy largo y muy jodido" y ella tenía claro que quería vivir "con calidad de vida". "Si me dicen que esto va para largo y no saben si los tratamientos van a funcionar, se acabó el tratamiento, lo que dure", señaló.

Yo no quiero seguir viviendo así. No tengo miedo. Si se acaba es una tranquilidad para mí

Mila estaba recibiendo un tratamiento nuevo y experimental. En estas fechas, el pasado mes de marzo, la enfermedad se complicó en una de las zonas afectadas. "Se ha disparado", desveló ella.

Por este motivo, tenía que volver a someterse a un nuevo TAC y cuando conociera los resultados tomaría una determinación. "Dependiendo de esto tomaré una decisión. Yo no quiero seguir viviendo así. A mí lo que me ha pasado este mes no se lo deseo a nadie porque no vives", señaló.

"Tengo mucha fuerza pero cada vez me cuesta más sacarla y levantarme", reconocía.

A pesar de ello, siempre ha sido una mujer con coraje y sin temor a nada. "No tengo miedo, cero. Lo que tenga que pasar, pasará".

Cada día estoy más preparada

Mila Ximénez expresó que su deseo era poder regresar a ‘Sálvame’, donde tiene grandes amistades y es muy querida por la gran mayoría de sus compañeros y directores del programa. "Ojalá pueda decir que se ha ido el bicho, estoy rezando, quiero vivir (…) Pero si se acaba esto, es una tranquilidad para mí".

"A mí me dicen que esto tiene una duración de un tiempo y digo muy bien yo me organizo", contó. Aunque no sabía que haría durante sus últimos días de vida, sí manifestó que estaba "preparada". "Cada día lo estoy más".

Mila Ximénez reapareció el pasado mes de marzo en 'Sálvame'.
Mila Ximénez reapareció el pasado mes de marzo en 'Sálvame'. Mediaset