Mariló Montero, de 55 años, ha vuelto a ser protagonista de una nueva polémica al hablar de la carta con balas que recibieron Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y María Gámez hace unos días y que sigue dando tanto de qué hablar.

La presentadora de Canal Sur ha analizado la tensa situación política que se existe de cara a las elecciones de la Comunidad de Madrid el próximo martes 4 de mayo. "Las elecciones de Madrid se están convirtiendo -o mejor, podrían convertirse de una vez-, en el detonante para el principio del fin del estilo político que se ha asentando en España", ha escrito en su columna de 'El Diario de Sevilla'.

Después continuó diciendo: "Sería muy aventurado determinar cuándo se perdió el debate de altura democrático entre aquellos políticos de los que se aprendía".

Mariló Montero: "Hay a quienes, supuestamente, les viene bien recibir una amenaza que, saben, no se va a cumplir"

Montero, exmujer de Carlos Herrera, condenó después de las amenazas de muerte que recibieron el líder de Podemos y candidato a la presidencia de Madrid, el ministro del Interior y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. "Deben condenarse de manera contundente. Nadie, nadie en nuestro país debería sentir la ligereza al enviar un sobre con una nota amenazando a la persona y de paso a su familia, en un sobre relleno de balas".

Sin embargo, después Mariló Montero criticó a Pablo Iglesias por estar aprovechándose de haber recibido la carta con balas para hacer campaña electoral. "Se agrava que este hecho está siendo mal utilizado por haberse convertido en material para la campaña política por parte de políticos sin escrúpulos".

Luego añadió: "Hay a quienes, supuestamente, les viene bien recibir una amenaza que, saben, no se va a cumplir", cargando contra el líder de Podemos.

Voz y Podemos son el hazme reír de todos

Por último, la periodista cargó contra Vox y Podemos: "El foco está en que la amenaza es intolerable y, en que la ultra izquierda y la ultra derecha deben encajar sus comportamientos e ideologías en la paz política y social. Sepan que son el hazme reír de todos".

Mariló Montero criticó a Pablo Iglesias por sus palabras machistas de que "la azotaría hasta que sangrase".

Mariló denunció a Pablo Iglesias y le tachó de "perverso y psicópata"

No es la primera vez que Mariló critica a Pablo Iglesias. La mala relación viene de hace casi cinco años cuando en 2016 se filtró el contenido de un chat interno de Telegram de los dirigentes de Podemos del año 2014, en el que Iglesias sacó el "macho alfa" que lleva dentro y dijo sobre la periodista que "la azotaría hasta que sangrase".

Tras enterarse, Montero se dirigió al Instituto de la Mujer para "denunciar públicamente" estas palabras de Pablo Iglesias y señaló que debería "dimitir de inmediato de su cargo".

También indicó que se le debería prohibir el acceso a cualquier representación pública, ya que ninguna mujer en este país puede sentirse protegida por un político que se ha retratado como un "perverso y psicópata".

¡Métete en las páginas de sexo y habla con ese lenguaje ahí! 

Meses después, en una entrevista en 'El hormiguero', la periodista explicó a Pablo Motos cuando le preguntó por ello, que Iglesias nunca le pidió perdón por ello. “Sólo dijo que era una conversación privada pero es que luego otros van a juicio por conversaciones privadas de teléfonos móviles y de emails”, señaló.

Luego le mandó el siguiente mensaje a Pablo Iglesias: “¡Métete en las páginas de sexo y habla con ese lenguaje ahí! Pero no cuando yo estoy negociando una entrevista contigo".

Finalmente, en diciembre de 2018, dos años después, Iglesias pidió perdón públicamente a Mariló Montero durante una comisión en el Senado. "Siento muchísima vergüenza de haber hecho, aunque fuera en un grupo privado, una broma machista imperdonable. A veces he hecho comentarios que cuando lees después dices: es impresentable. Ahí lo que uno puede hacer es pedir disculpas y decir: Lo siento mucho. Esto lo hice mal", ha destacado. 

Criticó el pin antifascista que llevó cuando prometió su cargo como vicepresidente del Gobierno

El año pasado, Mariló se mostró muy crítica contra Pablo Iglesias y el pin del triángulo rojo invertido que llevó en la chaqueta cuando prometió su cargo. “Resulta que este hombre ha ido hoy a jurar con un triángulo aquí en la solapa antifascista que representa a los políticos que sí estaban en los campos de concentración”, comenzó diciendo. Este pin también lo llevó el ministro Alberto Garzón.

Después Montero criticó: “Habéis hecho un vídeo con la alegoría de que con Vox se vuelve a la Reconquista, se incentiva mucho el miedo social. A ver si hacemos un vídeo de ese pin que llevaban los que estaban en los campos de concentración, asesinados y matados. Creo que no es ni para bromear. Pablo Iglesias y Garzón han ido con ese pin en la solapa".

La expresentadora de TVE continuó explicando: “Además de comprarse una chaqueta nueva, han tenido el tiempo y la premeditación de ver qué me pongo mañana. Y se han puesto para hoy, que han sido nombrado ante el rey de España vicepresidente del Gobierno español, un pin antifascista. Es premeditado. No creo que haya comprado la chaqueta con el pin puesto”.