Los motivos de esta ruptura tras 50 años de relación, según los amigos del diestro, no ha sido Manuel Díaz sino problemas de índole económica y de gestión patrimonial.

Fraysse nació en Biarritz y tenía 19 años cuando conoció a Manuel. Desde entonces, Martina ha sido su compañera y uno de sus grandes apoyos en estos años de corridas, éxitos y, después, en la vida más tranquila, cuando él se retiró de los ruedos. Benítez y Fraysse se casaron el 11 de octubre de 1975 en una boda por todo lo alto en Palma del Río (Córdoba). Hoy, junto a ella y los 40 años de matrimonio hay que sumar los cinco hijos que la pareja ha tenido en común: Maribel, Martina, Manuel, Rafael y Julio.

Su esposa estuvo junto a él en ocasiones tan importantes como su retirada de los ruedos, en 2006, el homenaje que recibió en Las Ventas en 2014 o cuando en 2015 le concedieron la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

A este golpe en la vida del torero hay que sumar la exclusiva que lleva ¡Hola! en su última portada sobre Manuel Díaz, revelando el resultado de las pruebas de ADN. “Coinciden en un 99,9%, cuenta Manuel.

“A mi padre le veo abandonado y solo, y me da pena porque yo, a mi manera, le quiero”, declara. “Si mi padre viene a casa, le pongo un cuarto”, añade. Aunque no mantienen relación, el torero tiene una idea de dónde se encuentra Manuel Benítez tras su divorcio. “Lo último que sé de él es que lleva casi un mes en la finca de unos amigos, que se ha ido allí solo”, cuenta en la citada revista.