Lucía Rivera, hija de Blanca Romero y del torero Cayetano Rivera, se ha convertido en una de las protagonistas de la semana por un evento al que ha acudido y donde ha dicho que está mejor soltera que acompañada. La joven, de 22 años, se refería indirectamente a Marc Márquez, su ya exnovio.

La vida sigue y ambos son muy jóvenes y tienen un gran camino por delante. Lucía está aprovechando bien la fama de sus padres para abrirse camino en la moda, ya sea en pasarelas, como imagen de marca o influencer.

Eso sí, quiere que se hable de ella pero no de su operación de pecho. De hecho, bloquea en su Instagram a todo aquel que se atreva a comentarlo, incluso a los profesionales de los medios de comunicación.

Lucía Rivera en un evento el 8 de junio de 2021

Lucía Rivera no quiere que se hable de su operación de aumento de pecho

Los rumores que planteaban que Lucía Rivera podría haberse puesto implantes mamarios surgieron en enero de 2020. Ella no afirmó ni desmintió la noticia, pero las imágenes hablaron por sí solas.

Así es el ahora:

Lucía Rivera luce nueva imagen
Lucía Rivera luce nueva imagen

Y así era el antes:

Lucía Rivera en 2019

Su cambio de pecho causó un gran revuelo

Las fotos causaron un fuerte debate en el propio perfil de Instagram de la modelo, donde los usuarios comentaron qué les parecía el resultado: si estaba mejor antes o ahora. Recogemos algunas de las impresiones:

  • "La que quiera ponerse que se ponga y la que se quite pues bien hecho!! Faltaría más! Cada una hace lo que quiere con su cuerpo".
  • "Estás guapísima, creo que has hecho muy bien, te sienta fenomenal. Sinceramente, me pareces una chica 10".
  • "Muy guapa pero la operación no te ha quedado natural...".
  • "Se ha operado y se nota por las fotos de antes".
  • "Claro que se ha operado, y por cierto me parece estupendo. Estoy a favor. Yo el año que viene me opero".
  • "Bien, Lucía, ahora sí luces un cuerpo súper armónico, saludos desde Argentina!".
  • "El pecho postizo qué feo, no te pega".
  • "¿Te has operado el pecho? Si es así se a quedado súper bonito y natural para el cuerpo que tienes".

Como vemos, hay opiniones para todos los gustos. Eso sí, Lucía Rivera no acepta que se comente este cambio que ha tomado su cuerpo, pues, como hemos detallado, se dedica a bloquear de la mencionada red social a todo aquel que diga algo sobre su estrenada delantera.

Quizá no le gusta cómo ha quedado, o vete tú a saber qué. No obstante, seguro que ha tenido y tiene el sí de su madre, pues siempre se ha declarado fan de los retoques estéticos.