Las vacaciones, el relax, el ocio y el entretenimiento veraniego se aúnan en los beach clubs. Espacios exclusivos y de lujo a pie de playa, y/o de piscina, con hamacas, sombrillas, barras de cócteles, música y buena gastronomía. Un lugar en el que disfrutar durante el día y la noche de otra forma de vivir un destino.

Las islas, tanto Baleares como Canarias, así como la costa mediterránea cuentan con diferentes beach clubs adaptados a todos los públicos. Algunos con música en directo, otros con acceso directo a la playa, en los que se le da más prioridad a la gastronomía o los que tienen por bandera la coctelería. Estos son algunos de los beach clubs más llamativos del panorama mediterráneo español.

Alma Beach

Con un año de vida, este proyecto inaugurado en 2020 en la cala de Port des Torrent, en Ibiza, vuelve a abrir sus puertas este verano. Alma Beach es considerado el place to be de la isla por su enclave privilegiado, su gastronomía saludable y un cuidado diseño con estética mediterránea.

Alma Beach © Sayana Cairo

Dividido en dos áreas, Alma Sunset y Alma Eat is Life, estos espacios han sido creados para relajarse frente al mar, tumbados sobre una hamaca y disfrutar del ambiente ibicenco. Sunset, es la parte más pura de beach club, por aquello de abrir sus puertas a las 12.00h de la mañana y cerrar hasta bien entrada la noche, mientras que Alma Eat is Life está pensado para el relax, para el cuidado del cuerpo a través de la alimentación saludable y las superfoods maridados con cócteles y smoothies sin alcohol.

Collados Beach

Al final de La Manga, entre el mar Menor y el Mediterráneo, se ubica un edificio diseñado hace 45 años por el arquitecto Fernando Garrido al que se le llama el OVNI de La Manga, Collados Beach. Un espacio que ha pasado de ser una casa con acceso directo a la playa a uno de los beach clubs más conocidos de la zona.

© Collados Beach

Este oasis de naturaleza, semiescondido entre palmeras y perfectamente mimetizado entre las dunas y los colores del litoral murciano, combina su ambiente de club de playa y su barra de copas con una oferta hostelera de nivel, en la que se mezcla una carta informal non stop junto la cocina fusión nipona-peruana y la cocina tradicional murciana, supervisada por Nazario Cano. Además, la ventaja de poder disfrutar de una piscina de aguas turquesas y acceso directo a la playa.

Marina Beach Club

Entre la Marina de Valencia y la playa de las Arenas, se alza Marina Beach Club, un club con diferentes espacios conectados entre sí que termina por conformar uno de los grandes complejos de ocio y fiesta a orillas del Mediterráneo.

© Marina Beach Club

Desde su apertura en 2016, este beach club se ha convertido en uno de los espacios de moda de Valencia tanto para ir a comer o disfrutar de su infinity pool o su playa como para tomarse unas copas al atardecer. Además, su amplísima oferta, acoge bajo la característica cúpula del complejo un espacio multiusos en el que habitualmente hay actuaciones en directo, conciertos y DJ set internacionales.

Cala Bonita

Posiblemente, Cala Bonita no se defina en sí misma como un auténtico beach club, pero este espacio ubicado en una de las zonas más bellas de Ibiza, merece el calificativo y una pausada visita.

© Cala Bonita

Y es que, Cala Bonita está ubicado en una playa secreta, en lo que fuera un antiguo chiringuito renovado y actualizado con materiales naturales y un aire rustico ibicenco. Además, su cocina, que es una combinación entre la cocina tradicional isleña y la contemporánea, pone la guinda a este espacio secreto en el que disfrutar y relajarse en medio de la naturaleza.