Es algo que siempre me sorprendió, quizá porque a mí Zara cada vez me gusta más, aunque sus precios ya han dejado de ser baratos y se asemejan más a los de una boutique. En mi adolescencia la gente ‘guay’ no vestía de Zara, vestía de Charro, Chevignon o Mistral (me pregunto que habrá sido de esas marcas, solo espero que no sean objeto de culto de hipsters). Sin embargo, Amancio que es más listo que los ratones colorados ha sabido en poco tiempo dar la vuelta a su mítica marca y hacer que vestir de Zara sea un plus de diseño y elegancia. Vamos que la gente se sienta orgullosa al decir que su ropa es de Zara.

Desde luego que Zara tiene ropa para todos los gustos. Tiene varias colecciones y hay vestidos que realmente podrían pasar por prêt à porter. Con tanta variedad y líneas como Woman, mucho más formales, me parecía extrañísimo que Letizia nunca llevara nada de la firma gallega. Máxime cuando otras royals, como Kate Middelton, llevaban sin reparos abrigos maravillosos que se agotaban en cuestión de días.

También me sorprendía que Letizia no abanderara una de las marcas españolas más reconocidas en todo el mundo y no solo en moda cuando otras princesas como Victoria de Suecia y Mette Marit han lucido con orgullo vestidos de noche de H&M, la multinacional sueca de moda como un guiño a la industria textil nórdica. ¡Bien por ellas!

Y digo Zara que no Inditex ya que la Reina ha llevado en muchas ocasiones abrigos de Massimo Dutti o sus famosísimos pantalones de Uterqüe, es decir, otras marcas de Inditex dirigidas a un público con un perfil alto. Quizá por eso aún me sorprendía más que no llevase nada, absolutamente nada, de Zara.

Además, no es que Letizia sea una mujer a la que le guste ir muy engalanada a los actos, con lo que los looks de Zara podrían encajarle perfectamente para sus audiencias, actos de mañana y entrega de premios varios. Vamos que otra cosa no, pero variedad de prendas no le faltan a la marca de Inditex

Este misterio, que me tenía a mí intrigada, iba a más cada vez que veía a la reina con unas llamativas sandalias de Mango. Es decir, no es que renunciase al low cost. Así que durante un tiempo esta bloguera ha estado muy desorientada a la animadversión de Letizia de vestir de Zara.

Sin embargo, cuando la Reina contrató a su estilista, las prendas de Zara llenaron su armario. Qué si los príncipes pueden casarse con plebeyas, digo yo que las reinas también pueden vestir como plebeyas. Y así hemos podido ver con una chaqueta tipo étnica y unos pendientes de 12 euros que hicieron correr ríos de tinta.

Su última gran apuesta ‘zarera’ ha sido un vestido floral que se agotó en las rebajas.