Jaime Peñafiel está arrasando con su nuevo libro, Los reyes también lloran, que tiene como protagonista a uno de los hombres del momento: el rey Juan Carlos. El periodista, que cuenta con una extensa trayectoria en los medios de comunicación y en especial en información relativa a la Casa Real, construye en su obra un retrato del emérito desconocido por muchos.

Repasa su infancia, su juventud, sus primeros amores ocultos y su relación con Sofía, además de todo lo relativo a su trabajo como rey de España.

Vozpópuli ha charlado con el autor, quien acusa al rey Felipe VI y de la reina Letizia de haber “condenado públicamente” al emérito sin tener en cuenta “la presunción de inocencia”, ya que, a su parecer, “las comisiones no son un delito” y en lo relativo a las 'tarjetas black' también se debería juzgar –en su opinión– a aquellos miembros de la familia que han hecho uso de ellas, como sus nietos o la propia Doña Sofía, a la que define como “la cornuda nacional”, pese a que confirma que no ha vivido una historia de amor real y “que hace muchos años que dejaron de compartir lecho” debido a las amantes de Don Juan
Carlos, a las que Peñafiel cataloga como “amigas entrañables”.

Muy "decepcionado con el comportamiento Felipe VI", satisfecho con la actitud de la infanta Elena, “la hija preferida” del Rey Juan Carlos, y un tanto crítico con Doña Letizia, de la que considera que “entró como un elefante en la cacharrería”, el periodista ha querido justificar las acciones “ilegales” de su admirado Juan Carlos, asegurando que, bajo su punto de vista, “ha sido un buen rey” y su vida “siempre ha sido transparente”.

PREGUNTA. Este libro llega en un momento en el que nadie parece apoyar al rey Juan Carlos. Al menos en público, ¿crees que es necesario que más personas le defiendan de algún modo?

RESPUESTA. Claro, hay que defenderlo. Aún no entiendo cómo se ha comportado así con su padre, expulsándole de su casa y del país. Juan Carlos ha cometido un delito fiscal, como mucha otra gente, desde jugadores del FC Barcelona a famosos. Entonces ¿por qué no viene? No tiene que pedir permiso a nadie para regresar a España, el problema es que, si viene, no tiene donde vivir, porque todo su entorno le ha dado la espalda.

P. ¿Cómo es la relación actual entre Juan Carlos y Felipe?

R. Mala, es que Felipe se ha portado muy mal con su padre, al contrario que éste último con él. Juan Carlos le organizó una boda con Letizia cuando no se llevaba bien con ella siquiera. Es verdad es que ella entró como un elefante en la cacharrería, enfrentándose incluso a las infantas. Lo mejor que decía Don Juan Carlos de ella es que “es una chica muy lista”, con toda la carga peyorativa que tiene lo de lista. Letizia siempre le cayó mal, pero autorizó la boda, por tanto, Felipe no debe tener nada contra su padre.

P. ¿Y crees que Felipe se está portando tan mal con su padre por tener de su lado a Pedro Sánchez?

R. Sí, sin duda. Para protegerse y salvarse. Sánchez quiere cargarse la monarquía, y Felipe está entregado de lleno a Sánchez. Hace con él lo que quiere. El presidente del Gobierno es el que manda, el rey es el que reina, pero el comportamiento de Felipe y su familia con respecto a su padre sólo responde a un intento de agradar a Sánchez.

P. Hace poco se produjo una gran polémica por las vacunas de las infantas en Emiratos. ¿Qué te parece?

R. Eso me pareció una canallada, ellas o han cometido ningún delito. Se han vacunado, lógicamente, con una pandemia que nos impide relacionarnos y viajar, ¿cómo no se van a vacunar para ir a ver a su padre?España es un paÍs miserable, estoy asombrado... Vi a mucha gente criticando a las infantas y diciendo que "nos han robado nuestras vacunas". No entiendo nada: se han vacunado en ese país y ellas han asumido la responsabilidad de ir a ver a su padre, no hay más.

P. Has dicho alguna vez que las infantas son las únicas que se han portado bien con Juan Carlos, ¿lo sigues pensando?

R. Sí, ellas son las únicas que están a su lado. Juan Carlos puede volver a España, pero no tiene dónde quedarse. Letizia no quiere que vaya a Zarzuela, nadie (ninguno de los tantos empresarios que ayudó) le ha ofrecido una casa o una residencia, no tiene adonde ir. La culpa la tiene su hijo, ya todo el mundo entra a saco. Yo no soy monárquico, pero estoy desconcertado: es como si hubiera una corriente antimonárquica y republicana en este país. Parece que a España la están preparando para llegada de la república. Y la Casa Real no se pronuncia, que es lo malo.

En defensa de Don Juan Carlos de Borbón - Vozpópuli

P. ¿Juan Carlos ha sido un buen rey?

R. Ha sido el mejor rey de España. Al final se ha estropeado el tema, pero él es genÉticamente Borbón. Ha sido un magnífico rey y ha tenido una relación estupenda con los ciudadanos. Felipe es más frío, triste, un personaje de El Greco, no conecta con la gente aunque es buena persona. Pero está muy presionado por Sánchez, que ya se ve como presidente de una república.

Jaime Peñafiel revela en su libro amantes desconocidas del rey Juan Carlos

P. Leíste las cartas de amor de Olghina de Robilant y Juan Carlos y descubrirte a un rey diferente. ¿Cómo era?

R. En el año 84 me llama una italiana de Roma que quiere venir a verme porque tiene un producto que venderme. Era Olghina Di Robilant, el primer amor del Rey Juan Carlos y quería venderme las 47 cartas de amor que él le había escrito en la época en la que él era cadete. Eran una delicia de cartas. El rey se asustó en un principio, pero luego me dijo que las comprase. En esas cartas se demuestra cómo era de buena persona Juan Carlos. En una de ellas cuenta que se levantaba a las 6 y media de la mañana porque iba a comulgar todos los días. Contaba cómo era la relación con su padre. Y no había ni una carta de contenido sexual, como se esperaba.

Imagen de las cartas. (Foto: Ed. Grijalbo)

P. En el libro también cuentas que Juan Carlos estuvo con una brasileña con la que también se escribía.

R. Sí, el rey fue guardiamarina en el Juan Sebastián Elcano y en una escala en Río de Janeiro conoció a esta joven brasileña, y se enamoró. Cuando se separaron él no paró de enviarla cartas, pero ella nunca contestó. Quizá porque esas cartas nunca le llegaron a ella: cuando murió Franco, a Juan Carlos le dieron un paquete con todas las cartas que nunca se enviaron.

P. Y Corinna, ¿cómo crees que se ha portado con Juan Carlos? ¿Qué opinión te merece?

R. Muy mal. Las mujeres dejadas y/o engañadas son muy peligrosas. Una mujer resentida es capaz de todo. Él quería casarse con ella. De hecho, le pidió la mano al estilo tradicional. Corina cuenta muchas mentiras, como que Franco apañó el matrimonio con Sofía y eso es rotundamente falso. Sólo lo hace para hacer daño.

Corinna Larsen revela nuevas intimidades del rey Juan Carlos: "Quería  casarse conmigo" - Vozpópuli

"No sé por qué Sofía no se divorcia de Juan Carlos, no lo entiendo"

P. ¿Por qué siguen juntos Sofía y Juan Carlos si hace años que apenas se hablan?

R. No lo entiendo,ni yo ni nadie. Sofía ha sido una sufridora esposa. Lo que no sé es cómo no se ha divorciado ya teniendo motivos para hacerlo, siendo el divorcio una ley al alcance de los españoles. ¿Para seguir siendo reina? No sé. Ella siempre decía: "Yo no soy reina, yo soy la consorte del rey". Entonces, ¿por qué se empeña en seguir siéndolo? Él además se ha portado muy mal con ella, y de manera pública.

P. Has dicho en alguna ocasión que el rey maltrataba –no físicamente– a la reina y que quizá por eso ella seguía enganchada.

R. Tengo un amigo psiquiatra que dice que hay mujeres que viven enganchadas al hombre que las maltrata... Quizás ella esté enganchada a Don Juan Carlos, que la ha maltratado muchísimo, le ha hecho sufrir con infidelidades públicas y notorias. ¿Por qué quiere seguir siendo reina en vez de princesa de Grecia? Ella le reconoció a Pilar Urbano que ella era reina porque estaba casada con el rey, y sabe que dejaría de serlo si se divorcia. Y no entiendo por qué no lo hace.

P. Por último, ¿volverá el rey Juan Carlos a España?

R. Vendrá a su país, tranquilamente. España es el Único país comunista con monarquía, y eso que todas las monarquías acaban con el comunismo. No obstante, esta monarquía durará lo que Sánchez e Iglesias quieran.