La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha visto obligada a hablar después de que se publicara este jueves que ella y Pablo Iglesias habían roto después de cinco años de relación y tres hijos en común. Además el medio que lo publicó también aseguró que una de las primeras consecuencias de la separación había sido que la pareja había vendido su polémico chalet de Galapagar.

Sin embargo, fuentes de Podemos negaron ayer a 'Vozpópuli' que la noticia fuera cierta. "Es absolutamente mentira", nos aseguraron.

Incluso nos percatamos de un detalle que desmentía esta información, el exvicepresidente segundo del Gobierno hizo una videollamada este lunes desde una de las habitaciones de la vivienda familiar, ya que el armario y silla que se veían eran los mismos que habían aparecido en anteriores intervenciones de televisión de la política de Podemos.

Tras el revuelo suscitado por la noticia de la ruptura, Montero se ha visto obligada a pronunciarse y ha desmentido que se haya separado de Iglesias a través de su cuenta de Instagram.

Irene Montero desmiente la ruptura con Pablo Iglesias
Irene Montero desmiente la ruptura con Pablo Iglesias Instagram

Irene Montero: "Todo forma parte de una estrategia de acoso y derribo"

Irene ha compartido una foto de la manifestación del Orgullo LGTBI 2021 en la que se la ve a ella en primera línea junto a Ione Belarra, la ministra de Derechos Sociales y nueva secretaría general de Podemos; y la ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz.

La pareja de Pablo Iglesias comienza diciendo en la publicación: "Nunca hablo de esto, pero hoy quiero hablar. Detesto a la cloaca que miente tanto y con tanto descaro, detesto a quienes les protegen y también a quienes no les plantan cara pensando que la cosa no va con ellos. Detesto a quienes no saben hacer política y buscan destruir al adversario con juego sucio".

Irene Montero ha denunciado el acoso que están sufriendo ella y el exlíder de Podemos a pesar de que el pasado mes de mayo anunció que abandonaba la política. "Me han pedido muchas veces confirmar o desmentir noticias que tienen que ver con mi vida, pero ni antes ni ahora voy a hacerlo cuando otros lo decidan por mí. Ni más ni menos que cualquier otra persona. Pero inevitablemente pasa que cuando la cloaca miente sobre tu pareja incluso cuando ya ha dejado la política, cuando difunde intencionadamente bulos, cuando te acosan judicialmente, cuando te persiguen en tu casa, en tus vacaciones, a tus hijos, tu familia se preocupa. Tus amigos y amigas se preocupan. Tu gente se preocupa. Y consiguen que mucha gente hable antes de tu vida que de la Ley Trans y LGTBI, o de la Ley Solo sí es sí, o de la próxima reforma de la Ley del aborto.

La política continúa diciendo: "Y es que todo forma parte de una misma estrategia, sistemática, constante, por tierra, mar y aire, una estrategia de acoso y derribo que empezó hace ya mucho tiempo. Quieren que no nos merezca la pena luchar y hacer lo que hacemos. Ni a nosotros ni a la gente que queremos y nos quiere".

Para finalizar, lanza un mensaje: "Y avisaros a todos y todas: no os metáis en política, porque si lo hacéis bien esto es lo que os espera. Menos mal que tenemos entre nosotras tanto feminismo. Que nos tenemos las unas a los otros. Que nos cuidamos y nos protegemos y nos reímos y cada vez más veces les ganamos".

El digital aseguraba que la pareja rompió en marzo y había vendido el chalet de Galapagar

'El cierre digital' publicó este jueves que "la pareja rompió en el pasado mes de marzo", según declaraciones que habían realizado personas cercanas a la pareja; y fue más allá, asegurando que el exvicepresidente del Gobierno y la ministra de Igualdad habían vendido su polémico chalet de Galapagar.

Según informó Juan Luis Galiacho, la operación de compraventa se habría formalizado a través del Grupo M&G, una inmobiliaria situada en la cercana localidad madrileña de Torrelodones, una información que habría conocido por fuentes cercanas a esta inmobiliaria.

Sin embargo, nada más salir a la luz esta noticia, 'Vozpópuli' habló con fuentes de Podemos que han desmentido la ruptura diciendo que "es absolutamente mentira".

También nos pusimos en contacto con el grupo inmobiliario M&G. Estos indicaron que ellos fueron quienes hace tres años llevaron la compraventa del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero pero han negado que ahora se hayan encargado de otra compraventa y aseguran no tener constancia de ello.

Pablo Iglesias reapareció por videollamada desde el chalet de Galapagar
Pablo Iglesias reapareció por videollamada desde el chalet de Galapagar

Pablo Iglesias llevaba desaparecido desde el pasado mes de mayo

Los rumores acerca de una crisis matrimonial llevaban sonando desde hace meses y se incrementaron después de que el exlíder de Podemos desapareciera del mapa tras el batacazo que se dio en las elecciones de la Comunidad de Madrid el pasado 4 de mayo y su consiguiente dimisión de la política.

Tras ello,solo le vimos en la famosa foto que se filtró en la que aparecía con el pelo corto, sin su mítica coleta, y el pasado lunes le vimos en unas capturas que le hicieron durante la videollamada que hizo con motivo de la conferencia inaugural que impartió del curso Asesoría política a gobiernos y administraciones de la Escuela de Verano de la Universidad Complutense de Madrid.

El exlíder de Podemos llevaba tiempo sin pisar su chalet de Galapagar o al menos así lo aseguraban sus vecinos de la Navata, lo que hizo saltar las alarmas sobre una posible crisis sentimental. Desde hace semanas tampoco se les veía juntos.

La última vez que los vecinos vieron al exvicepresidente del Gobierno fue el pasado 2 de marzo, día en el que le vieron sentado en el porche de su casa leyendo un libro al atardecer, según publica 'La Razón'. Desde entonces no ha habido ni rastro de él por la zona.

De hecho, el pasado mes de marzo, algunos medios publicaron que Pablo Iglesias estaba buscando casa en la urbanización de Valdelagua, situada en San Agustín de Guadalix, donde viven famosos como Rocío Carrasco con su marido Fidel Albiac, los actores Penélope Cruz y Javier Bardem, Luis Tosar o el expresidente de México Enrique Peña Nieto. 

Sin embargo, días después, el equipo de prensa de Iglesias señaló que esto era "absolutamente mentira" y que no se había aportado ningún tipo de prueba.