Estoy segura que muchas mujeres pensamos que la discreción debería ser la clave del guardarropa masculino, que nada chirríe o llame demasiado la atención y que el hombre en cuestión se sepa vestir acorde con su edad.

He aquí una pequeña lista de las cosas que a nosotras no nos suelen gustar

LOS CALZONCILLOS HORTERAS: aquí tendríamos discusiones entre las que preferimos los “gayumbos” de tela de cuadritos de toda la vida a las defensoras de los boxers que a mi particularmente me parecen espantosos por demasiado evidentes. En cualquier caso odiamos las cosas demasiado llamativas. Antes que nada, hay que mirarse al espejo. No a todo el mundo le sienta bien todo, y no digo nada.

LAS JOYAS: A la mayoría de las mujeres les disgustan las joyas muy evidentes en los hombres, desde los pendientes de brillantes tipo Cristiano Ronaldo a las esclavas con el nombre grabado, los anillazos xl  y por supuesto todo tipo de medallas. Un buen reloj es más que suficiente. Sobre todo odiamos el oro en los hombres.

LOS PANTALONES MUY MUY PITILLOS: Ya sabemos que se llevan los pitillo pero no nos gustan los hombres que llevan pantalones más estrechos que los nuestros ni ver esas patitas de alambre y esos traseros escurridos. Tampoco nos gustan los llamados “pantalones sobaqueros” tipo Julián Muñoz. Una cosa normal, vamos. Y aún menos nos gustan los que van “marcando paquete”.

LAS CAMISETAS ENANAS: Hay algunos hombres de 45 años que sospecho que creen que pueden llevar las camisetas de cuando tenían 16, no sólo por los estampados y los motivos, si no por lo apretadas que las lucen a veces. No hay nada que nos haga salir corriendo más que un tío ya maduro con una camiseta apretada marcando todo, lo que se tiene y lo que ya no se tiene ¿hay necesidad?

También desterraría todas las camisetas de pico con un escote demasiado pronunciado. Ufffffff.

LOS ZAPATOS PUNTIAGUDOS: Pocas cosas hay más horteras que unos zapatos masculinos de punta afilada. Un poco vale pero ya sabemos a lo que me estoy refiriendo. Los zapatos blancos o los que llevan borlas tampoco son muy buena idea.

LAS ZAPATILLAS DE ANDAR POR CASA: Lo siento, chicos pero muchas las odiamos. Ver a un tío vestido normal y luego mirarle los pies y ver esas zapatillas de cuadros en plan abuelo es un No, no y no. Si no hay más remedio, mejor descalzos.

 LAS CAMISAS DEMASIADO ENTALLADAS O DEMASIADO DESABROCHADAS: Ni mucho ni poco pero es que a veces algunos llevan camisas con las que parece que están a punto de reventar. No queda muy elegante llevar cosas tan apretadas. Tampoco nos gustan muchos botones desabrochados en plan “legionario”.

LOS TEJIDOS BRILLANTES, LAS TRANSPARENCIAS: los tejidos tornasolados, los brilli-brilli y los tonos como dorado o plateado deberían estar completamente desterrados del vestuario masculino. También dan un poco de grima cosas como la rejilla, las transparencias para ellos…

LOS PANTALONES ROSAS: No creo que haya una sola mujer a la que le guste un hombre vestido con eso, excepto si se es Jared Leto, claro.

LAS AMERICANAS DEMASIADO CORTAS: Es decir, las que no tapan el culo. Fatal también.

LAS MALLAS DE CORRER: serán muy cómodas y fabulosas para correr pero cuando veo a un tío vestido con eso soy yo la que quiero salir corriendo.

LOS BAÑADORES TIPO TURBO: Afortunadamente son pocos ya los hombres que se atreven con eso, pero los hay los hay…

LAS BOTAS DE AGUA TIPO HUNTER PARA ELLOS. Cuando en ocasiones veo a un hombre con unas hunter, simplemente me dan ganas de pararle y preguntarle ¿pero por qué?

¿Qué más añadiríais a la lista las mujeres que leáis esto? Y vosotros ¿creéis que tengo o no tengo razón? ¿tenéis algo de la lista en vuestros armarios?